Volvo y Uber acordaron desarrollar vehículos de conducción automatizada a través de una alianza de 300 millones de dólares (mdd), por lo que el desarrollo de estos comenzará a partir de este mes.

La inversión será financiada en partes casi iguales por las dos compañías.

Ambas entidades invertirán para desarrollar características autónomas en el auto XC90 SUV.

Te puede interesar: Una lección de competencia al interior de Uber

PUBLICIDAD

Uber adquirirá automóviles a Volvo y luego instalará su propio sistema de conducción automática para necesidades específicas de su servicio de transporte.

“La conducción autónoma es clave. Para eso se necesita el desarrollo del software y seguridad”, afirmó el presidente ejecutivo de Volvo, Hakan Samuelsson, a Reuters.

Volvo usará el mismo vehículo para desarrollar su proyecto de automóviles autónomos, de acuerdo con Reuters.

La inversión también será destinada al desarrollo e investigación de hardware, como los sensores para detectar el tráfico y obstáculos, además de software para la dirección automática de los vehículos.

Puedes leer:  La CDMX pierde más de 40 mdp en cuotas de Uber y Cabify

Ford prevé que para el año 2021 tenga su primer automóvil autónomo.

Para alcanzar esta meta en un plazo de cinco años, Ford lleva tiempo colaborando con cuatro startup especializadas en el campo de la conducción autónoma y ha duplicado sus recursos en Sillicon Valley.

 

Siguientes artículos

Luis Videgaray se somete a cirugía
Por

El secretario de Hacienda, Luis Videgaray, entró a cirugía este viernes 19 de agosto.