Cada vez que pagamos con tarjeta en un negocio, chico o grande, alguien se lleva una comisión por esa transacción. La guerra por esos centavos está a punto de volverse más intensa.

 

Por Alex Konrad

 

PUBLICIDAD

En una cafetería en a la vuelta de la esquina de las oficinas de Forbes, los reacios propietarios comenzaron a aceptar tarjetas de crédito hace unos meses. Ahora, en la caja hay una tablet en un stand de Square para aquellos con una aversión al efectivo. Y cada vez que la uso pienso en la forma en la que Square pierde dinero cada vez que pasan mi tarjeta.

El de los pagos es un negocio de muy bajo margen de ganancias y lleno de gente en el que participan los emisores de tarjetas, PayPal y los jugadores nuevos, Square, todos luchando por una participación en el negocio. Incluso Square, con un respaldo importante de fondos de riesgo y la fama de su fundador Jack Dorsey, ha tenido problemas para hacer grandes alianzas que realmente mejoren sus resultados.

El gran hermano de los pagos en una cafetería o una tienda es el sistema de punto de venta. Se supone que no sólo debe ayudar a manejar los pagos, sino también a otras minucias que no se ven a menos que trabajes allí, como llevar un registro del tiempo y el inventario. Es también un negocio viejo, con más de 80 ofertas desarrolladas sobre el Windows XP de Microsoft y un par de grandes jugadores como MICROS Systems y NCR.

Algunos de los productos de Square han coqueteado con el punto de venta, pero hay un grupo de startups totalmente separado que ha visto la vieja tecnología que funciona en las tiendas y ha querido darle la vuelta. Pero las cosas avanzan lentamente, los grandes acuerdos toman mucho tiempo y los pequeños comercios están atados a un contrato existente o no están familiarizados con el uso del software para el manejo de salarios de los empleados o el inventario de la tienda.

El lector de tarjetas de Square en el café de Forbes es fácil de usar, pero alguien más me ofreciera la misma funcionalidad y el café tuviera otros beneficios como la administración de su flujo de grano de café a través de ese software, no importaría qué marca hubiera en esa tablet, firmaría. Y algunos inversores están de acuerdo en buscar sistemas de punto de venta que puedan manejar ambas funciones y ser capaces de poner esa tablet delante de mí.

Los sistemas de punto de venta no hacen dinero: MICROS cobró 330 mdd por sus servicios el año pasado tan sólo en EU y Canadá, pero los márgenes son, al igual que los pagos, bastante pequeño.

Silicon Valley tiene un competidor, Revel Systems, que reporta un crecimiento de 250% en su base de clientes e ingresos estimados de 20 mdd anuales. Revel crece, pero no necesariamente a la velocidad que sus fondeadores esperaban cuando se puso en marcha hace cuatro años. La empresa trabaja con cadenas de servicio rápido como Pizza Patron e incluso añadió en febrero una funcionalidad de Bitcoin para tratar de hacer ruido.

Hay otro contendiente, ShopKeep de Nueva York, que acaba de anunciar una ronda de financiamiento Serie C de 25 mdd de la firma de capital de crecimiento local Partners Thayer Street en, que también incluyó a otros fondeadores existentes como Canaan, Tribeca Venture Partners, Contorno Venture Partners y TTV Capital. ShopKeep dice que ha triplicado sus ventas anuales desde hace varios años, pero no revelará sus ingresos. Pero el fundador y CEO Jason Richelson insiste en que puede construir una compañía de 1,000 millones de dólares vendiendo software no a las cadenas, sino sólo a las pequeñas empresas.

Richelson dice que está rechazando activamente ofertas para minoristas o cafeterías con más de tres sucursales, y ahí es donde el negocio de ShopKeep está creciendo, evitando a las cadenas que están arraigadas con los vendedores tradicionales o a pequeñas cadenas que otros competidores como Revel están firmando. La compañía tiene 10,000 tiendas hoy.

“Es difícil apostar por las pequeñas empresas porque hay que hacer de todo, desde ayudarle a la dirección a usarlo y lidiar con cada pequeño problema”, dice Richelson. “Éste es un negocio de servicios en el fondo, y es difícil.”

Los márgenes no serán grandes en cada venta, pero ShopKeep dice que hará dinero en cada instalación, a pesar de que permite a sus clientes realizar contratos mensuales.

Según Richelson, los sistemas de punto de venta no están durando como antes, cuando un sistema duraba entre 5 y 7 años por ciclo de actualización antes de que la nube se convirtiera en la norma para realizar esa tarea. La compañía espera ver un aumento ahora que los minoristas se alejen de los sistemas basados en Microsoft XP que ya no recibirán mantenimiento si algo sale mal.

Como Revel, Richelson dice que hay poco dinero en su negocio, pero ésa es una afirmación plausible para los vendedores tradicionales, también.

“No cambias de plataforma a menos que estés realmente insatisfecho” admite Richelson. “Es bueno para nosotros y es malo para nosotros.”

Varios inversores que han estudiado el mercado dijeron a Forbes que los márgenes y la capacidad de escalar un negocio de este tipo a un tamaño significativo y mucho más alcanzar una valoración de mil millones de dólares, va a ser muy difícil para ShopKeep. Richelson dice que eligió a Thayer en parte por su “enfoque a muy largo plazo”, y que la compañía buscará una OPI en un par de años. La compañía ha mirado a Belfast, en el norte de Irlanda, como base para su creciente equipo de ingeniería.

Pero, independientemente del límite de ShopKeep como empresa, su crecimiento es una muestra más de lo difícil que es ganar sólo con los pagos. ShopKeep ya se ha asociado con PayPal para hacer pagos móviles en algunas de sus tiendas, y ve un promedio de 1,800 mdd corriendo por su sistema cada semana. Esa cantidad es infinitamente mayor a la que en realidad va a las arcas de ShopKeep, es por eso que cuando habla e que ShopKeep puede convertirse en un negocio de mil millones de dólares, requiere de la participación de cientos de pequeñas empresas más, no sólo de deslizar tarjetas de crédito.

 

Siguientes artículos

4 razones para invertir en Latinoamérica
Por

¿Por qué Latinoamérica es una región atractiva para invertir? ¿Qué factores la hacen atractiva? ¿Por qué la región podrí...