Por Ximena Céspedes Arboleda*

El pasado miércoles 6 de junio, el conductor de radio “Toño” Esquinca en su programa la Muchedumbre”, como expresa Grupo Radio Centro (GRC) en un Comunicado, “faltó al respeto (…) de forma explícita e injustificada a uno de los cuatro candidatos a la presidencia de México”, específicamente a Andrés Manuel López Obrador.

En la grabación que se ha viralizado a través de redes sociales, se escucha decir que es posible que sean “las últimas palabras que diga en su vida”, seguido de una serie de acusaciones. “Ya llegué a mi límite porque amo a mi país”, “nadie me ha regalado nada”, “me voy a ir del país quizá porque me van a expulsar “, … usted ya sabe perfectamente en contra de quién y por quién no votaría jamás. Y voy a estar tratando de convencer a toda la gente que pueda hasta que me muera”.

La primera reacción que se leyó al día siguiente en redes sociales de parte del conductor fue “agradecer las vacaciones que se le dieron”; esa misma mañana alguien más ocupaba su lugar en la estación radiofónica. El grupo radial no hizo esperar su comunicado donde afirmó los rumores que corrían alrededor del comportamiento del locutor, quien fue suspendido temporalmente.

PUBLICIDAD

El conductos se encontraba bajo los efectos del alcohol, lo que admitió en un video que él mismo publicó en redes sociales, donde afirma que se rehabilitará, además de ofrecer disculpas tanto a sus radioescuchas, como hacia López Obrador.

Las críticas en redes sociales no se hicieron esperar. Por un lado, hay quienes defienden al locutor diciendo que está en su pleno derecho de exponer lo que él considere necesario en un espacio abierto al público. Pero, la posición más dura ha sido por parte incluso de sus seguidores donde —además de las burlas recibidas debido a su estado—, lo señalan duramente.

En la contienda, no es la primera vez que algún medio se posiciona en contra de las agresiones hacia López Obrador. Hay que recordar hace cosa de un mes que el periodista Ricardo Alemán, retuiteó un mensaje donde se llamaba a cometer un atentado hacia el candidato. A pesar de que el periodista dijo que había sido sacado de contexto, la realidad fue que no sólo medios, sino periodistas e incluso opositores al propio candidato, lo señalaron de mala praxis.

También tuvo consecuencias, ya que, en cuestión de horas, tanto Televisa, como Canal Once, y un par de días después, Milenio, rescindieron el contrato de Alemán, a pesar de que unas semanas después, Canal Once le devolvió su espacio.

En esa ocasión se viralizó a través del HT #PeriodismoSicario, que en las primeras horas alcanzó cerca de 8,000 Tweets y más de cuatro millones de impactos. Las redes sociales como arma de doble filo.

En el caso de “Toño” Esquinca, la conversación (o el Trending Topic) alcanzó su máximo el viernes 8 de junio entre las 13 y 14 horas, un tema visto por aproximadamente 18 millones de personas.

Twitter

Por supuesto que la conversación digital en torno al tema, y sobre todo a Toño Esquinca, se relacionó con sus compañeros en la radiodifusora, así como con AMLO.

Conceptos relacionados

Actitud de la conversación

32% Informativa: Usuarios comparten notas informativas sobre las declaraciones que realizó Toño Esquinca en su programa de radio.

16% Positiva: Usuarios mencionan que están de acuerdo con las declaraciones del comunicador y que él solo ejerció su libertad de expresión, mencionan también que los seguidores de Morena siempre exageran las cosas.

52% Negativa: Usuarios mencionan que las palabras de Antonio Esquinca no fueron las correctas, llegan a insultarlo y a decirle que si quiere irse del país lo cumpla, también mencionan que su problema de alcohol no es pretexto para agredir a una persona en radio.

 *Directora General de la empresa de análisis y consultoría digital Metrics.

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Asesor de Trump se disculpa por enviar al ‘infierno’ a Trudeau
Por

Peter Navarro afirmó que había un 'lugar especial en el infierno' para Trudeau por haber criticado a Donald Trump.