El boicot de un reducido número de medios en Estados Unidos ha puesto sobre la mesa si el nombre del equipo de Washington resulta o no políticamente incorrecto.

 

Por Jeff Bercovici

 

PUBLICIDAD

Los Washington Redskins han estado jugando al futbol bajo ese nombre desde 1933, pero por alguna razón este es el año en que un pequeño pero creciente número de organizaciones de noticias ha decidido hacer de su nombre un asunto políticamente incorrecto.

Slate, The New Republic y Mother Jones están entre los que dicen que ya no van a imprimir el nombre ‘Redskins’, pues consideran que es un insulto racial ofensivo. Tampoco lo hará MMQB, el sitio nacido como una extensión de Sports Illustrated impulsado por el influyente periodista deportivo Peter King.

Mi colega Tom Van Riper ha predicho que los Redskins nunca cambiarán su nombre, y advirtió que 131 millones dólares (mdd) de los 1,600 mdd en los que está valuado el equipo están sustentados en el valor de su marca. Pero, ¿qué pasa si esa marca es objeto de un bloqueo informativo?

Siendo realistas, no hay muchas organizaciones de noticias cuyo bicot pueda ejercer presión significativa en una franquicia de la NFL, y ninguna de ellas son diarios políticos o sitios web de izquierda. Se necesitaría un boicot amplio que incluya a al menos algunos de los más grandes medios de comunicación estadounidenses. No esperen que las cadenas de televisión, las cuales tienen que lidiar con la liga como un socio corporativo, entren en ese juego.

Si llegara a suceder, la ruta más probable sería a través de un cambio de política en el New York Times o la agencia Associated Press. Esas son las dos organizaciones cuyo manual de estilo, más que ningún otro, sirve de modelo para las salas de redacción de todo el país. Cuando adoptan una nueva política en un tema controversial como el matrimonio del mismo sexo o la inmigración, ésta tiende a gotear hacia el resto de los medios.

Cuestionado sobre si el Times está considerando la posibilidad de unirse al movimiento contra los ‘Redskins’, Philip Corbett, director a cargo de las normas, dijo que sí hubo un debate al respecto, y no cerró la puerta por completo. Por correo electrónico, me dijo:

“Somos conscientes del problema y hemos hablado de ello. Por supuesto que no usamos insultos raciales o étnicos en las noticias, a menos que sean esenciales para la comprensión de la historia. ‘Piel roja’, cuando se usa como un término despectivo para referirse a un nativo americano, podría encajar en esta categoría.

Pero creo que la situación es más complicada en el caso del nombre de un equipo deportivo. Cuando escribimos sobre el equipo de futbol, ​​no creo que los lectores piensen que el Times busquen denostar a los nativos americanos.

Ciertamente, es legítimo debatir la conveniencia de los nombres de los equipos deportivos con ese tipo de antecedentes o historia, y hemos informado al respecto. Pero no estoy seguro de que el manual de estilo del New York Times sea el lugar donde el debate deba ser resuelto.”

Por su parte, un portavoz de la AP me dijo: “Nuestro estilo es todavía Redskins, para el equipo. No hay planes para cambiarlo, que yo sepa.”

 

Siguientes artículos

Android e iOS dominarán el mercado (casi) para siempre
Por

Malas noticias para la competencia: de acuerdo con IDC Google y Apple dominarán claramente el mercado al menos hasta el...