Por: Manuel Del Valle

Hace tiempo, escuché un cuento budista que me encantó y a continuación comparto: 

Había una vez un hombre que era perseguido por un feroz tigre en el bosque. En su intento desesperado por escapar, llegó al borde de un acantilado y, sin otra opción, saltó. Afortunadamente, logró agarrarse de una enredadera que crecía a mitad del acantilado.

El hombre miró hacia abajo y vio a otro tigre esperando en la parte inferior del acantilado, listo para devorarlo. Para empeorar las cosas, notó dos ratones, uno blanco y otro negro, royendo la enredadera a la que se aferraba. La enredadera se debilitaba cada vez más y ya no lo sostendría por mucho más tiempo.

Mientras el hombre luchaba por encontrar una salida a su difícil situación, notó una fresa jugosa creciendo en el acantilado a su alcance. El hombre extendió la mano, tomó la fresa y le dio un mordisco. A pesar de la difícil situación en la que se encontraba, descubrió que la fresa era increíblemente deliciosa.

Este cuento nos muestra que en la vida siempre habrá cosas de nuestro pasado que nos atormenten, amenazas en el futuro acechándonos, y sin duda el imparable tic toc del tiempo que no perdona. Sin embargo, hay algo que a veces se nos escapa por enfocarnos o enfrascarnos en lo que sucedió o en las historias de lo que puede suceder.  Caemos en victimización, desesperanza, y podemos quedar ciegos ante lo único real:  El Presente. 

Rosita Rivas, querida amiga y ser humano increíble, me compartió su visión de vivir el presente con Optimismo, pero no un optimismo que implica estar alegre todo el tiempo, o ver todo color de rosa negando lo negativo, si no un optimismo real, un optimismo que reconoce la existencia de lo negativo, los fantasmas del pasado y del futuro y el pasar del tiempo, un optimismo que ella define como:

“Hacer lo mejor que podemos con lo que tenemos HOY.”

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Entonces, ¿cómo podemos incorporar el optimismo con gracia en nuestra vida cotidiana y en el ámbito empresarial? Para ello, se me ocurrió un acrónimo compuesto por cinco conceptos esenciales, denominado G.R.A.C.E., que nos ayudará a recordar y vivir el optimismo en FLOW:

GROWTH MINDSET & GRATITUDE:  Cultivar una mentalidad de crecimiento: Ve cada situación, tanto positiva como negativa, como una oportunidad para aprender, agradecer, crecer y transformarte. Esta mentalidad te permite enfrentar los retos con optimismo y creatividad, impulsando la innovación en todos tus ámbitos.

RESPONSABILITY: Asumir la responsabilidad: No podemos controlar todo lo que nos sucede, pero sí podemos asumir la responsabilidad de cómo enfrentamos las circunstancias y cómo tomamos decisiones en el presente. Esto nos permite ser más proactivos en nuestros negocios y nuestras vidas.

ADAPTABILITY: Adaptabilidad y resiliencia, en lugar de resistirnos a los cambios y dificultades, debemos aprender a adaptarnos y mantener la resiliencia en momentos de incertidumbre. Aceptar y abrazar las circunstancias nos permite desarrollar habilidades para enfrentar cualquier situación con éxito.

CULTIVATE CORE VALUES: Enfócate en reconocer y cultivar tus valores fundamentales en todos tus ámbitos. Reflexiona sobre lo que es más importante para ti y tus círculos cercanos, e incorpora esos valores en tus metas y acciones diarias. Esto te permite enfrentar los retos de manera auténtica y enfocada, manteniendo la alineación entre tus objetivos y creencias fundamentales.

EVOLVE. Actúa en el presente con visión a futuro y toma decisiones conscientes y bien fundamentadas que impulsen el movimiento, el cambio y la adaptación, generando un impacto positivo en el presente y, a su vez, influyendo como gota de agua generando ondas expansivas

Así que si alguna vez te sientes atrapado entre dos tigres, no dejes que el miedo y desesperación te dominen. Respira, agradece, aprende, asume tu responsabilidad, adáptate apegándote a tus valores y evoluciona. Y por supuesto, no olvides detenerte a saborear y comerte las fresas que la vida tiene para ti.

Contacto:

Manuel Del Valle. Happiness Coach, Emprendedor y Host del Podcast Buscando El FLOW.

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

sector-vivienda
Vivienda y justa seguridad
Por

Edificar casas debe ser más que construir hogares seguros dentro y fuera de sus paredes.