Las series de HBO fueron las más galardonadas, al recibir 27 premios en categorías como mejor actriz de comedia, mejor actor en miniserie y mejor actor dramático; la serie “Breaking Bad” ganó el premio a mejor drama en momentos cercanos a su capítulo final.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

LOS ÁNGELES  – Aunque el sitio de Internet para ver películas online Netflix irrumpió en la fiesta de los Emmy, fueron las cadenas de cable las que más tuvieron para celebrar en la ceremonia ya que HBO dominó entre los ganadores y AMC consiguió el prestigioso premio a mejor drama por “Breaking Bad“.

El canal por cable HBO, propiedad de Time Warner, se llevó a casa la mayor parte de los Emmy, 27 en total, por series como “Veep”, “The Newsroom” y “Boardwalk Empire”, además de por la película para televisión “Behind the Candelabra”, sobre el artista y pianista Liberace.

“Modern Family”, de ABC, se impuso como mejor comedia.

Netflix, que ha hecho historia al obtener las primeras candidaturas a los Emmy en las categorías importantes para una serie de televisión en Internet, se fue casi con las manos vacías. Solo lo evitó David Fincher, elegido mejor director de una serie dramática por “House of Cards”.

El ‘thriller’ político de Netflix, que se lanzó en febrero, perdió el trofeo a mejor drama ante “Breaking Bad”, la serie de AMC protagonizada por Bryan Cranston como un profesor de química reconvertido en narcotraficante. Anna Gunn, que interpreta a su mujer, fue elegida mejor actriz secundaria.

Netflix podría haber colaborado en el éxito de “Breaking Bad”. Las temporadas anteriores de la serie están disponibles en su servicio en ‘streaming’, lo que ha permitido a la gente darse atracones de los episodios más antiguos para ponerse al día. Por ello, el creador de “Breaking Bad” Vince Gilligan tuvo un reconocimiento para Netflix.

“Creo que nos ayudó a seguir en el aire”, dijo entre bastidores.

AMC, propiedad de AMC Networks, dividió la última temporada de la serie en dos, y ha disfrutado de un aumento de la audiencia y de un punto culminante de críticas y entusiasmo en las redes sociales perfectamente calculados para coincidir con los Emmy.

Los primeros seis de los ocho episodios que acabarán con la saga de Walter White, transmitidos cada semana desde agosto, han tenido una media de 5.2 millones de espectadores, más del doble del público del año pasado, según datos de AMC basados en la audiencia en el mismo día.

Los Emmy conllevan prestigio y pueden reforzar el interés de los espectadores en los programas, lo que para la mayor parte de las cadenas de televisión les permite atraer más anunciantes. Para canales de cable de pago como HBO y Showtime, les facilitan además subir sus precios para abonarse.

Los premios del domingo muestran que las cadenas por cable están en un gran momento creativo incluso en un panorama televisivo cambiante y cada vez más competitivo. Además de Netflix, otras páginas de visionado en directo como Amazon.com y Hulu están invirtiendo en series originales y contratando a grandes estrellas.

Entre los premios de HBO se encuentran el de mejor actriz de comedia, para Julia Louis-Dreyfus, mejor actor en una miniserie para Michael Douglas como Liberace en “Behind the Candelabra”, y Jeff Daniels como mejor actor dramático por “The Newsroom”.

Showtime, la cadena por cable ‘premium’ propiedad de CBS, se llevó siete galardones, entre ellos el de mejor actriz por Claire Danes en “Homeland”.

“Parece que hay un auténtico cambio en el mundo del cable”, dijo Bobby Cannavale, ganador del premio al mejor actor secundario por “Boardwalk Empire”, de HBO.

“Los estudios (cinematográficos) no hacen drama, así que el mejor sitio para hacer drama es ir a HBO o Showtime, o vas a AMC o FX, y creo que eso se ha reflejado hoy”, agregó.

Por segundo año consecutivo, las cadenas de televisión se quedaron fuera del premio al mejor drama.

Pero ABC sí ganó el de comedia por “Modern Family”, uno de los cuatro galardones para la cadena propiedad de Walt Disney. CBS quedó segunda en el global con 16 premios, entre ellos el mejor actor de comedia a Jim Parsons por “The Big Bang Theory”.

Netflix se llevó tres Emmy de 14 candidaturas, pero dos de ellos fueron en categorías más técnicas entregadas hace una semana. A pesar de no ganar en las grandes, el servicio con 37 millones de clientes en todo el mundo generó mucho interés por “House of Cards” y mostró que las series en internet pueden competir al mismo nivel que los dramas de televisión de la mayor calidad.

“No me esperaba esto”, dijo Gilligan, creator de “Breaking Bad”, en el escenario al aceptar el premio. “¡Creía que se lo iba a llevar ‘House of Cards!”, agregó.

El drama de televisión “Breaking Bad”, ganó el premio máximo Primetime Emmy por primera vez el domingo, en momentos en que la historia de un profesor de química convertido en narcotraficante se acerca a su capítulo final en medio una amplia aclamación.

Aunque ganó como mejor serie dramática por su quinta temporada, a “Breaking Bad” de AMC sólo le queda un episodio para el final de su sexta y última temporada. Sus creadores acreditaron su éxito a un cambiante mundo de la televisión que permite ver varios programas a la vez, el servicio de video bajo demanda y el apoyo brindado en las redes sociales.

“No creo que nuestro show hubiera durado más allá de su segunda temporada si no fuera por el video bajo demanda, así como el componente de internet donde la gente tiene la posibilidad de conversar”, dijo el creador de “Breaking Bad”, Vince Gilligan, tras bambalinas.

Si el reconocimiento a mejor drama reivindicó el poder de la televisión por cable básica, el galardón a la mejor serie de comedia honró a los valores de producción de las cadenas de televisión abierta. “Modern Family”, de ABC, un show sobre familias no convencionales, ganó el premio a mejor comedia por cuarto año consecutivo.

Los Emmy son entregados por la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión, y en un guiño a los nuevos tiempos, su anfitrión Neil Patrick Harris hizo referencia a las últimas tendencias en la industria. El actor abrió la ceremonia encerrado en una habitación, observando varias pantallas para ponerse al día con cada episodio.

“Ahora mismo estoy viendo un episodio de ‘American Horror Story: Asylum’ en mis lentes de contacto”, bromeó Harris con el público en el Teatro Nokia en Los Angeles.

El jugador más reciente en la industria de la televisión, la firma de contenidos online Netflix Inc, no logró anotar victorias gana en las categorías de mejor drama y mejor actuación por su thriller político “House of Cards”.

Sin embargo, se llevó a casa un premio a mejor dirección y fue tema de conversación entre bastidores cuando los competidores elogiaron su capacidad para innovar con programación original para la transmisión en línea.

El veterano del cable premium HBO, que lideraba la noche con 108 de los más de 500 nominaciones, demostró su capacidad de permanencia en la industria de la televisión cada vez más competitiva, donde el cable básico y Netflix han desafiado su producción de alta calidad.

Jeff Daniels, quien interpreta a un presentador hastiado de la serie de HBO “The Newsroom”, obtuvo una inesperada victoria en la categoría de mejor actor en un drama, mientras que Claire Danes se aseguró su segundo galardón consecutivo como mejor actriz dramática por su papel de un agente bipolar de la CIA en “Homeland”.

Daniels derrotó al favorito Bryan Cranston, quien buscaba su cuarto Emmy como mejor actor por su interpretación de Walt White en “Breaking Bad”, y a Kevin Spacey, quien ha sido elogiado por su rol de un congresista despiadado en “House of Cards”.

“No me esperaba esto”, dijo Daniels. “Por lo general no gano nada. Lo último que gané fue por ‘The Squid and the Whale,’ mejor actor de más de 50 de la AARP. Con el debido respeto a la AARP, esto es mejor”, agregó.

 

 

Siguientes artículos

George Soros se casará por tercera vez
Por

Entre los invitados a la celebración  se encuentra  el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y  líderes internacio...