Es el turno de los vinos mexicanos, aún desconocidos, pero que están tomando posiciones.

 

 

Los vinos mexicanos están despegando definitivamente en su propia tierra, y eso que su escasa producción les convierte en relativamente caros si los comparamos con otros importados y de calidad similar. José Ramón Ruiz Caso, director general de La Europea, contaba en una entrevista que hace apenas 30 años en México sólo existía el vino de Rioja, luego empezó a ampliarse el mercado quedando los españoles e italianos aún por encima de los franceses, californianos, chilenos o argentinos. Ahora es el turno para los autóctonos, lo vinos mexicanos que, aún desconocidos, están tomando posiciones.

PUBLICIDAD

Su calificación es compleja, pues no existe una norma reguladora clara en cuanto a añadas, tiempo o tipo de crianza, de manera que hay que augurar que el vino saldrá bueno, comprar sin más preámbulos alguno que supere los 800 pesos o comprar en una tienda especializada. Aunque existen un total de 11 regiones vitivinícolas en México, los valles más conocidos son Baja California, Querétaro y Valle de Guadalupe. Algunas menos reconocidas, como Ojos Negros o Chihuahua, han ido sorprendiendo en los últimos años gracias a elaboraciones complejas y precios más ajustados. En cuanto a las variedades destacan las tintas Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc, Nebbiolo, Syrah, Merlot, Garnacha, Malbec y Tempranillo, y las blancas Chardonnay, Sauvignon Blanc, Chenin Blanc, Gewürztraminer o Moscatel.

Viñedos mexicanos (Foto: María Forcada)

Viñedos mexicanos (Foto: María Forcada)

Sometidas a cata, mis referencias recomendadas son:

Blancos: Chardonnay 2012 (Viñas de Garza), Casa Madero Chardonnay 2012 (Casa Madero), Sivana 2013 (Pijoan), Emblema 2013 (Paralelo), Santos Brujos Chardonnay biodinámico (Viñas del Sol).

Rosados: Alximia Grenache-Syrah (Alximia), Uriel (Adobe Guadalupe), Rosado 2013 (Casa Madero).

Espumosos: Champbrulé (LA Cetto), Viña Doña Dolores Brut Nature GR (Freixenet).

Tintos: 2km/h 2012 (Viñas de Garza), Sacro 2011 (La Lomita), Calixa 2012 (Monte Xanic), Lienzo 2012 (Fraternidad), Gabriel 2011 (Abobe Guadalupe), Don Luis Selección Reserva 2010 (LA Cetto), Pagano 2011 (La Lomita), Carrodilla Tempranillo 2011 (Finca La Carrodilla), Doménica 2010 (Pijoan), Tramonte 2011 (Roganto), Madera 5 Tempranillo 2012 (Cava Aragón 126).

Tintos especiales: La Casona Cabernet Sauvignon-Merlot 2011 (La Casona), Camen María (Pijoan), Angelo Platino 2008 (LA Cetto), Roganto Cabernet Sauvignon 09 (Roganto), Rivero González 2008 (Rivero González), Santos Brujos Tempranillo biodinámico (Viñas del Sol).

Finca Sala Vive by Freixenet México

Finca Sala Vive by Freixenet México

 

 

Contacto:

Facebook: Maria Forcada

Página web: Revista Strogonoff

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Una app quiere acabar con las filas en el cine
Por

Ir al cine todavía es un desafío contra el reloj, pero existe una app que muestra la cartelera cinematográfica dependien...