Con el otoño comienza la época en que es más frecuente el resfriado y la gripa, que son cosas diferentes y tienen causas diferentes y, por lo tanto, tratamientos diferentes.

 

 

Es probable que hayas empezado a ver que la gente comienza a enfermarse, con la llegada del frío, llegan los catarros. El cliente que trae una tos constante, tu hermano que estornuda y estornuda o tus compañeros de trabajo ya “se contagiaron” el dolor de garganta.

Efectivamente, con el comienzo del otoño, comienza la época en que es más frecuente el resfriado y la gripa. Que sí, son cosas diferentes y tienen causas diferentes y, por lo tanto, tratamientos diferentes.

El resfriado común es una de las causas más frecuentes de consulta médica en el mundo. Se considera que un adulto puede presentar cuadros de resfriado común de 3 a 4 veces por año. Y es también la principal causa por la que muchas personas llegan a faltar al trabajo.

Esta enfermedad es causada por virus. Se conocen más de 200 virus que pueden provocar síntomas de resfriado común, y aunque la mayoría suele afectar a las vías respiratorias altas ( es decir, no afectan pulmones) y provocan padecimientos relativamente fáciles de tratar, existen otros virus respiratorios que pueden provocar la llamada influenza (también conocida como gripe), que en ciertas personas puede presentarse de forma más severa y causar afecciones importantes en la vía respiratoria, o en algunos casos , complicarse hasta provocar la muerte.

Así que, lo más frecuente es el resfriado común. Pero, ¿cómo saber si es resfriado o gripe lo que tienes? No es tan sencillo, ya que los síntomas que pueden provocar estos virus son muy parecidos. Sin embargo, un resfriado común generalmente tiene los siguientes síntomas:

–          Escurrimiento nasal

–          Congestión nasal

–          Estornudos

–          Dolor de garganta

–          Dolor de cabeza leve

–          Leve malestar general (como escalofríos)

Rara vez hay fiebre muy alta, o tos, o un malestar general severo. Seguro alguna vez en tu vida te has sentido así, y se te quitó al cabo de una semana, más o menos. Ciertamente, el resfriado común suele quitarse solo, sin necesidad de dar medicamentos. Esto es porque los virus se “mueren” al cabo de cierto tiempo, con o sin medicinas.

Así que es por eso que cuando hay un resfriado común, la administración de antibióticos no es la mejor idea. Primero, porque no le van a hacer nada al virus, ya que los antibióticos están ideados para “matar” bacterias, y segundo, porque el tomar antibióticos sin necesitarlos, puede provocar que desarrolles una resistencia a estos medicamentos, lo cual no es conveniente. Por lo anterior, es mejor tratar un resfriado con medicamentos sintomáticos, es decir, que te mejoren los síntomas.

Los medicamentos sintomáticos son antiinflamatorios, por ejemplo: paracetamol o ibuprofeno en dosis bajas, para mejorar el dolor de garganta o de cabeza; descongestionantes para ayudar a destapar la nariz, y algunos estudios comentan que, como prevención, puede funcionar tomar vitamina C por un periodo de 3 meses.

Sin embargo, para evitar resfriarte, lo mejor es evitar estar en contacto con aquellos que presenten síntomas. Aunque, la verdad, es difícil escaparse de un resfriado en esta temporada.

La influenza (también llamada gripe), puede ser provocada por varios tipos de virus, que probablemente hayas escuchado, como H1N1, el de la influenza tipo A, el de la gripe aviar, entre muchos otros. A diferencia de lo que ocurre con un resfriado leve, en algunos casos, la gripe puede ser un cuadro grave que se complique con una neumonía o alguna otra situación que requiera atención urgente.

En una gripe, pueden presentarse los mismos síntomas que en el resfriado, pero el comienzo es muy brusco, generalmente hay fiebre alta, de hasta 40º C, tos, debilidad, dolor de cabeza intenso y dolor muscular.

En invierno es cuando más brotes de este padecimiento hay, y las personas ancianas, niños pequeños, mujeres embarazadas o fumadores, son los que tienen mayor riesgo de presentar complicaciones. Las complicaciones pueden ser peligrosas, por lo que procura estar al pendiente de los síntomas.

Así que el resfriado común normalmente pasará solito, pero si presentaras algún síntoma que sea muy molesto, fiebre muy alta o dificultad para respirar, lo mejor será que acudas al doctor y te revise.

Entonces, ahora que ya empezó el frío, te recomiendo cuidarte, comer bien y descansar lo suficiente para disfrutar estos últimos meses del año.

¡Hasta la próxima!

 

 

Contacto:

Contacto:

Twitter: @marsimar

Email: [email protected]

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La habitación 1742
Por

Detrás de la puerta de una suite del Fairmont Queen Elizabeth de Montreal se oculta uno de los episodios más conocidos d...