Durante algunos años los fondos soberanos invirtieron mucho en el sector del lujo. Estas inversiones incluso recibieron un nombre especifico y se llamaron trophy assets. Fue el fondo soberano de Qatar el que se convirtió en un especialista en el sector lujo y es el único que mantuvo su compromiso a lo largo de una década. Las inversiones en marcas de lujo por parte de Qatar tenían como objetivo no sólo los retornos financieros, pero también atraer las marcas a su país, revelando una estrategia país clara detrás de las decisiones de inversión en activos de lujo.

Sin embargo, el año pasado no ha sido el año de más brillo en relación a estas inversiones por parte de los fondos soberanos. Si el año 2009 las inversiones por parte de fondos soberanos en marcas de lujo sumaron 13000 millones de dólares, la cifra en 2016 ha sido de 1400 millones de dólares. Esta es una de las conclusiones a que apunta el reciente estudio Sovereign Wealth Funds 2016 realizado en IE Business School con el respaldo de Fundación KPMG, Invest In Spain y el ICEX.

Las primeras inversiones en este sector tuvieron lugar en los 70 y 80 cuando los fondos soberanos de Kuwait invirtieron en el sector de automóviles de lujo comprando el 14% de Daimler Benz propietario de marcas como Mercedes o Maybach por un billón de dólares o adquiriendo el 10% de Volkswagen propietario de Porche, Bentley y Lamborghini.

Pero el gran especialista es Qatar y las inversiones en lujo se han convertido en su seña de identidad. El total de sus inversiones se reparte un 55% del total en el sector del automóvil con presencia en marcas como Volkswagen o Fisker, los coches eléctricos deportivos que pudieron haber sido la alternativa a Tesla. Los grandes almacenes representan el 29 % del total invertido por Qatar. El Corte Inglés, Harrods, Printemps o Dufry en el sector duty free están incluido en esta categoría. La moda y los accesorios es la siguiente categoría en importancia y representa 11% del total. 1,1% de LVMH más el 100% de Valentino (2012) o Balmain (2016) además del 38% en Anya Hindmach (2014, el 65% en la marca de moda masculina Pal Zileri junto con el 53% en Le Tanneur.

PUBLICIDAD

Además de Qatar otros fondos soberanos en la región han invertido también en activos de lujo. Las inversiones de Emiratos en marcas de Fórmula 1 como Ferrari, McLaren o Mercedes Gran Prix han estado en el origen de la construcción del circuito de Fórmula 1 en Abu Dabi y del parque Ferrari Word inaugurado en 2010.

En Asia el país líder en inversiones en lujo es Singapur. Las inversiones de los fondos GIC and Temasek incluyen marcas en el ámbito de la moda y accesorios como 2.3% of Tod’s, el 4% of Bulgari y la inversión de 48.9 millones de dólares en Jimmy Choo en 2015 que supone el 5.4% en la compañía, además de la inversión en Dufry. Los fondos soberanos chinos se siguen concentrando en el sector financiero, energía e industria. Aunque ha habido algunos intentos y han tomado posiciones en Diageo propietario de las marcas Zacapa y Johnny Walker además de Fiat Chrysler propietario de Ferrari y Maseratti.

El impulso financiero del sector en la última década ha contado con el protagonismo de los fondos soberanos. Todo apunta a que este no será el foco al menos en los próximos años.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @MARIAGIRON

Página web: Observatorio del Mercado Premium IE

Página personal: María Eugenia Girón

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Santos visita a Trump tras acuerdo de paz en Colombia
Por

En esta reunión también destacaron la revisión de los avances sobre la implementación del Acuerdo de Paz, después de que...