Reuters.- El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva estaría dispuesto a renunciar a su candidatura a las elecciones presidenciales de octubre, después de que un juez de la Corte Suprema rechazó el jueves su última apelación, dijeron tres fuentes de su partido.

La decisión dejaría fuera de carrera al candidato más popular y allanaría el camino para que el sucesor elegido por Lula, Fernando Haddad, se convierta en el candidato del Partido de los Trabajadores (PT).

El juez Edson Fachin, en una decisión divulgada en el sitio web del tribunal, rechazó el jueves la petición del equipo legal de Lula que argumentó que Brasil debe seguir la recomendación del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas y permitir que Lula postule al cargo desde la cárcel.

El equipo legal de Lula apelará el fallo del jueves y hay otras dos apelaciones pendientes. Sin embargo, fuentes del PT dijeron que se esperaba que Lula entregue una carta a Haddad durante una reunión entre ambos, en la cárcel, el próximo lunes.

PUBLICIDAD

En la misiva Lula, quien sigue siendo el político más popular de Brasil, pedirá a sus seguidores que voten por Haddad, dijeron las fuentes. El PT tiene hasta finales del martes para registrar a Haddad como su candidato presidencial, según el fallo de un tribunal electoral.

Puedes leer:  Déficit fiscal de Brasil y Colombia, en riesgo por crisis migración venezolana

Lula, que ocupó la presidencia entre 2003 y 2010, es un político inelegible para el cargo en virtud de la ley de “Ficha Limpia”, que prohíbe que los candidatos compitan en elecciones si tienen condenas que han sido confirmadas en una apelación.

El exmandatario cumple una sentencia de 12 años de cárcel por corrupción, pero su Partido de los Trabajadores (PT) lo registró de todas formas como su candidato presidencial para los comicios del 7 de octubre, pues sostiene que es inocente.

Pese a su condena y varios casos de soborno que tiene aún pendientes, Lula lidera las preferencias en la carrera electoral por un amplio margen, con un 39 por ciento de apoyo de los electores, según la encuestadora Datafolha. Su rival más cercano, el ultraderechista Jair Bolsonaro, tiene un 19%.

Pero la decisión del jueves y la fecha límite del próximo martes para que el PT inscriba a un candidato presidencial convencieron al renuente Lula de que era hora de abandonar su lucha, dijeron las fuentes.

Las encuestas han demostrado que el exalcalde de Sao Paulo Haddad -actualmente candidato a vicepresidente en una fórmula con Lula- recibiría un fuerte respaldo de los votantes si éste lo apoya, que posiblemente será suficiente como para que llegue a una segunda vuelta.

 

Siguientes artículos

Guatemala pide a Naciones Unidas respetar su soberanía
Por

Esta semana, el Gobierno del presidente Jimmy Morales ordenó impedir el ingreso al país del jefe de la Comisión Internac...