El expresidente de Brasil ,Luiz Inácio Lula da Silva, dijo el viernes que la investigación en su contra es un circo mediático y que “no tienen nada que temer”, luego de que la policía lo liberó tras interrogarlo en relación con un caso de corrupción.

El exmandatario de Brasil fue detenido por unas tres horas el viernes para ser interrogado por una investigación federal de una enorme trama de corrupción, agravando una crisis política que amenaza a la presidenta Dilma Rousseff, su sucesora y compañera de partido.

Hablando con partidarios en la sede del Partido de los Trabajadores, Lula dijo que si el juez quiere interrogarlo lo único que tiene que hacer es preguntar.

La policía reveló en un comunicado que tenía pruebas de que Lula recibió beneficios ilícitos por sobornos de la petrolera estatal Petroleo Brasileiro SA (Petrobras) en la forma de pagos y bienes raíces de lujo.

PUBLICIDAD

La evidencia en contra de Lula también acerca la investigación a su protegida y sucesora, la presidenta Dilma Rousseff, que está luchando para evitar un juicio político y haciendo esfuerzos para sacar al país de su peor crisis económica en décadas.

“El ex presidente Lula, además de ser el líder del partido, fue el responsable final de la decisión sobre quiénes serían los directores de Petrobras y fue uno de los principales beneficiarios de estos delitos”, dijo la policía en un comunicado.

 

Siguientes artículos

Especulación con tecnología avanzada tumbó al peso: Carstens
Por

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, dijo que la aplicación de tecnologías más avanzadas indujo a una ma...