La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha escalado en los últimos años, algo que ha provocado un viento de cola en favor de México con el llamado nearshoring. Estados Unidos tiene el ojo bien puesto en los movimientos del dragón rojo asiático. Por ejemplo, monitorea cada paso que China da en Latinoamérica, una región fuertemente influída por Estados Unidos.

Como informó Forbes México, Estados Unidos vigila desde la diplomacia hasta las relaciones económicas que China tiene con las economías latinoamericanas, incluida la mexicana, que en los últimos años se ha abierto a empresas chinas del sector ferroviario y de electromovilidad. No obstante, existe un plan del gigante asiático que ha merecido la atención de Estados Unidos.

Se trata del Made in China 2025, un plan con el cual el cual el gigante asiático busca contrarrestar el liderazgo global de Estados Unidos. Una investigación del Congreso estadounidense refiere que el objetivo es “obtener una posición de liderazgo económico y tecnológico mundial a través de una gama de políticas industriales y de ciencia y tecnología dirigidas por el Estado”.

Lee también:
China supera a EU en investigación en tecnología del futuro: informe

“Estas políticas presentan un papel importante del gobierno en la dirección y el financiamiento de empresas de China para adquirir tecnología extranjera y capacidades relacionadas, incluida la investigación y el talento básicos y aplicados en áreas donde Estados Unidos ha sido durante mucho tiempo un líder mundial y tiene fuertes ventajas comparativas”, dice el documento consultado por Forbes México.

Esto ha levantado preocupación en el Congreso de Estados Unidos, cuyos miembros consideran que si el ambicioso plan Made in China 2025 tiene éxito, puede socavar el liderazgo tecnológico estadounidense y “trasladar aún más la producción e investigación avanzadas a China”. El gigante asiático quiere liderar toda la cadena de valor, no solo algunos segmentos, de tecnologías clave avanzadas y emergentes.

Parte de esta disputa por el control de la tecnología y sus aplicaciones ya se ha visto en la prohibición, hasta ahora solo de smartphones para uso oficial del gobierno federal y de unas decenas de estados, de la aplicación TikTok, propiedad de la empresa china ByteDance, bajo el argumento de que el gobierno de China podría acceder a los datos personales de los millones de usuarios de la aplicación de videos cortos que ha destronado a Facebook e Instagram.

No te pierdas:
Piden a Apple y Google identificar apps de China y Rusia en sus tiendas

¿De qué va el plan tecnológico de China?

En noviembre de 2022 el Partido Comunista de China, en su 20 Congreso, acordó reforzar su enfoque en innovación tecnológica como motor central del desarrollo de su país, algo que ya había establecido en su Plan de Mediano y Largo Plazo de Ciencia y Tecnología 2006-2020, pero en 2015 el Consejo de Estado de China emitió Made in China 2025.

Se trató de “un amplio conjunto de planes industriales que apuntan a impulsar la competitividad mediante el avance de la posición de China en la cadena de valor de fabricación global, ‘saltando’ a las tecnologías emergentes, y reducir la dependencia de empresas extranjeras”. Esto implica la adquisición, absorción y adaptación de tecnología extranjera por parte de entidades china para reformularla y hacerla propia, señala el Congreso de Estados Unidos.

El Made in China 2025 está basado en 10 sectores estratégicos en los que el gigante asiático quiere incrementar su participación a lo largo de toda la cadena de valor. “En semiconductores, por ejemplo, esto incluye diseño, sistemas operativos, producción, empaque, pruebas, equipos y materiales”.

El plan chino se centra en la fabricación avanzada y busca transformar la economía de China de una que ensambla bienes a una que inventa los productos que fabrica. Los objetivos específicos incluyen los siguientes:

Te recomendamos:
Otra cara de la inteligencia artificial: una carrera por armas autónomas entre EU, China y Rusia

Para 2025. Impulsar la calidad de fabricación, la innovación y la productividad laboral; obtener un nivel avanzado de tecnología integración; reducir el consumo de energía y recursos; y desarrollar empresas y centros industriales globalmente competitivos.

Para 2035. Alcanzar un nivel de desarrollo que esté a la par con la industria global en “un nivel intermedio”, mejorar la innovación, lograr importantes avances tecnológicos, liderar la innovación en industrias específicas y establecer estándares globales.

Para 2049. Liderar la fabricación y la innovación a nivel mundial con una posición competitiva en tecnología avanzada y sistemas industriales. La investigación del Congreso de Estados Unidos apunta que “esta fecha coincide con el centenario de la fundación de la República Popular China”.

Fuente: Congreso de Estados Unidos

Más del tema:
Ford invertirá 3,500 mdd en una planta de baterías en EU con tecnología china

¿Cómo ejecutar el Made in China 2025?

El plan Made in China 2025 fija también estrategias de incentivos fiscales y otras para lograr sus objetivos. De acuerdo con el documento del Congreso de Estados Unidos consultado por Forbes México, una de estas medidas son incentivos fiscales para que empresas extranjeras trasladen su producción, investigación y desarrollo a China.

El gobierno asiático “utiliza normas, propiedad intelectual, competencia y políticas de adquisiciones, y otros términos que buscan transferir conocimientos técnicos extranjeros a entidades de la República Popular China y utilizar proveedores de la República Popular China para componentes clave”.

“Empresas conjuntas forzadas y sociedades” es otra estrategia. “Las regulaciones formales y las prácticas informales de China exigen que una empresa extranjera se asocie con una entidad de la República Popular China y lleve a las empresas extranjeras a empresas conjuntas forzadas”.

“En muchos sectores (por ejemplo el aeroespacial), China aprovecha su papel como un comprador importante para presionar por empresas conjuntas y transferencia de tecnología para desarrollar capacidades autóctonas. En la mayoría de los casos, el socio de la empresa extranjera es una empresa estatal o el gobierno de la República Popular China”.

China también ha apostado por los subsidios. “Los fondos de orientación del gobierno de la República Popular China (GGF, por sus siglas en inglés) canalizan la financiación estatal a las empresas de la República Popular China en apoyo de la I+D nacional y las adquisiciones en el extranjero”.

Para profundizar:
‘Boom’ de los chatbot empuja a EU y China a una nueva carrera tecnológica

“Casi 1800 GGF vinculados a Made in China 2025 juntos registraron un objetivo de capital de 1.5 billones y habían recaudado 627 mil millones hacia este objetivo a principios de 2020. Los GGF a menudo toman una participación o un asiento en el directorio de las empresas que financian y pueden influir en la toma de decisiones corporativas”.

China también fomenta el regreso de los expatriados y la contratación de talento extranjero. “Muchas empresas de tecnología de la República Popular China (por ejemplo, Alibaba, Baidu, Tencent y TikTok) tienen centros de I+D en Estados Unidos, que a menudo se asocian con universidades estadounidenses. Muchos ciudadanos chinos participan en investigaciones financiadas por el gobierno federal en áreas que se superponen con las tecnologías del Made in China 2025”.

Para contrarrestar este ambicioso plan chino, el documento del Servicio de Investigación del Congreso de Estados Unidos sugiere al Legislativo “examinar la eficacia de las herramientas y políticas estadounidenses en la práctica (por ejemplo, control de exportaciones, inversión extranjera y antimonopolio) para contrarrestar las políticas industriales de China.

También analizar la “implementación de acuerdos recientes y negociación de nuevas reglas y la trayectoria futura de los vínculos tecnológicos entre Estados Unidos y la República Popular China y cómo el comercio, la inversión y la transferencia de tecnología actuales podrían afectar la competitividad de Estados Unidos. Es así que la batalla entre las grandes superpotencias mundiales está lejos de acabar.

¿Ya nos tienes en Facebook? Danos like y recibe la mejor información

 

Siguientes artículos

Etiquetado ‘Product of USA’ es una medida discriminatoria contra la carne mexicana: Sader
Por

El etiquetado Product of USA será una medida obligatoria de facto y excluirá a los productos cárnicos de México, conside...