Las comercializaciones bajaron 0.6% en febrero, lo que sugiere que el clima frío y las nevadas que cayeron en el país en la segunda quincena de febrero podrían haber sido una de las razones para la baja.

 

Reuters

 

Las ventas minoristas en Estados Unidos cayeron inesperadamente en febrero por tercer mes seguido, posiblemente porque las malas condiciones del clima mantuvieron a los consumidores alejados de las concesionarias de autos y centros comerciales, lo que podría afectar las perspectivas de expansión en el primer trimestre.

El Departamento del Comercio dijo el jueves que las ventas minoristas bajaron 0.6% tras declinar 0.8% en enero.

El descenso en las ventas del mes pasado fue casi generalizado, lo que sugiere que el clima frío y las nevazones que cayeron en el país en la segunda quincena de febrero podrían haber sido una de las razones para la baja.

Es la primera vez desde 2012 que las ventas marcan un retroceso por tres meses consecutivos. Economistas encuestados por Reuters habían previsto un aumento del 0.3% en las ventas minoristas durante febrero.

Las ventas minoristas que excluyen a los automóviles, la gasolina, los materiales de construcción y los servicios de alimentos se mantuvieron estables tras presentar una baja de 0.1% en enero.

Las denominadas ventas subyacentes ofrecen una medición más exacta sobre el gasto del consumidor, un componente del Producto Interno Bruto (PIB).

El segundo mes consecutivo de debilidad sugiere una marcada desaceleración en el gasto del consumidor durante el primer trimestre, después del importante aumento del cuarto periodo.

Economistas esperaban que las ventas minoristas subyacentes subieran 0.4%. La desalentadora lectura de febrero podría llevar a los economistas a reducir sus estimaciones sobre el crecimiento del PIB en el primer trimestre.

A inicios del año, la actividad económica se vio impactada por un severo invierno y por una disputa laboral – ya resuelta – en los puertos de la costa oeste de país que interrumpió la cadena de suministros.

Las previsiones de crecimiento económico para el primer trimestre actualmente oscilan entre un avance a ritmo anualizado de 1.7% y 2.5%. La economía se expandió 2.2% en el cuarto periodo.

En febrero, las ventas de autos se desplomaron 2.5%. Las ventas en indumentaria estuvieron planas, las facturaciones de materiales de construcción y en las tiendas de equipos de jardinería cedieron 2.3% y las ventas en restaurantes y bares bajaron 0.6%.

También se produjeron disminuciones en las ventas de muebles, artículos para el hogar y equipos electrónicos.

Sin embargo, la facturación en las tiendas online subió 2.2%, mientras que las ventas de productos deportivos y en tiendas de entretenimiento se incrementaron 2.3%.

Un reciente ascenso en los precios de la gasolina elevó la facturación en las estaciones de servicio, donde las ventas avanzaron 1.5%, el primer aumento desde mayo. Los precios de la gasolina subieron en cerca de 9 centavos en febrero.

Los valores en las gasolineras estadounidenses habían estado cayendo desde julio del año pasado, en línea con el desplome de los precios internacionales del petróleo.

 

Siguientes artículos

Solicitudes de subsidios por desempleo en EU bajan
Por

Los apoyos gubernamentales a la desocupación registraron un declive de 36,000 a un nivel desestacionalizado de 289,000 e...