La extinción de los microbuses en la Ciudad de México se acerca y el detonante será una norma que en esta semana presentará el gobierno capitalino para que de ahora en adelante las concesiones de transporte público sean otorgadas solo para vehículos ecológicamente sustentables.

Así lo dio a conocer el jefe citadino Miguel Ángel Mancera, durante su participación en la rehabilitación de la planta de bombeo de aguas combinadas Tizoc, y agregó que esto permitirá desaparecer a este tipo de transporte público que hizo su aparición a mediados de los 80.

“La norma va a prohibir, por primera vez, ahora y para siempre la circulación de microbuses. No habrá nuevos microbuses en concesiones. Si alguien quiere una concesión será en vehículos ecológicamente sustentables”, precisó.

Aseguró que a fines de esta semana se publicará la norma que no permitirá la renovación de las concesiones a los dueños de los actuales micros, a menos que renueven sus unidades con sistemas menos contaminantes.

PUBLICIDAD

Además, señaló que se continúa trabajando en la ampliación de las rutas de metrobuses, y que se afinan tres corredores que sacarán de la circulación a unos 1,000 microbuses.

De acuerdo con el Padrón de Microbuses 2013 de la Secretaría de Transportes y Vialidad –hoy Secretaría de Movilidad o Semovi–, en la capital del país circulan diariamente 18,000 microbuses concesionados, de los cuales casi 16,000 rebasan los 10 años de antigüedad, mientras que unos 14,000 mil superan las dos décadas, es decir, el doble de su vida útil.

La exclusión de estos vehículos sería una ventana de oportunidad para otro tipo de unidades, como los autobuses o midibuses a gas natural o diesel, y tecnologías con estándares internacionales –como Euro V y VI, o EPA 13– que reducen considerablemente las emisiones contaminantes, y de los cuales se han integrado a la flota de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) de la ciudad como parte de la estrategia para mejorar el medio ambiente.

La medida también promovería la creación de empresas transportistas, que bajo un esquema similar al del Metrobús u otros corredores, busca que diversos dueños de vehículos se integren como una compañía y eso les permita renovar sus unidades y mejorar la calidad del servicio hacia los usuarios.

Además, la medida impulsaría las ventas de armadoras como Volvo Autobuses, MASA, DINA, MAN (Volkswagen), Mercedes-Benz Autobuses, y Navistar International; así como de las carroceras especializadas como AYCO, Marcopolo, Novacapre, Beccar, entre otras; las cuales confían en el mercado interno para alcanzar sus metas para este 2016.

 

Siguientes artículos

FOMIN apuesta por proyectos innovadores en México
Por

México tiene muchos jóvenes con ideas innovadoras, por lo que están cambiando su filosofía debido a que buscan ser empre...