“La humanidad ha perdido a un luchador incansable en favor de la paz, la libertad y la igualdad”, escribió el presidente Enrique Peña Nieto en su cuenta de Twitter.
Reuters

 

América Latina dejó el jueves a un lado sus diferencias para llorar la muerte de Nelson Mandela, considerado un símbolo de la lucha por los derechos humanos por todo un abanico de ideologías políticas.

“El Gobierno y el pueblo brasileños se inclinan delante de la memoria de Nelson Mandela”, dijo la presidenta Dilma Rousseff en un comunicado.

PUBLICIDAD

“El ejemplo de este gran líder guiará a todos aquellos que luchan por la justicia social y por la paz en el mundo”.

Mandela murió en Johannesburgo a los 95 años, vencido por una larga infección pulmonar.

La lucha de “Madiba” contra el apartheid en Sudáfrica lo transformó en un icono para Rousseff y otros líderes izquierdistas de América Latina que en su juventud enfrentaron a dictaduras militares y pasaron incluso por la cárcel.

Desde Venezuela, el presidente socialista Nicolás Maduro anunció tres días de duelo nacional.

“Hoy se va otro Gigante de los Pueblos del Mundo ¡Madiba vivirás por Siempre!”, publicó Maduro en su cuenta de Twitter @NicolasMaduro. “Nelson Mandela Hasta la victoria siempre, líder de los pueblos que luchan, desde Venezuela te enviamos nuestro amor”.

Con gratitud, el gobierno de la presidenta argentina, la izquierdista Cristina Fernández, recordó en un mensaje la visita que hizo Mandela al país en 1998.

“Hoy, el vacío y la tristeza que nos deja su partida deben ser superados, convirtiendo su legado en nuestra propia lucha en favor de la democracia y de los derechos humanos, presente en cada esfuerzo genuino por construir un mundo más justo y solidario”, dijo en el mensaje distribuido por la Cancillería.

Pero Mandela también era considerado un símbolo por los líderes conservadores de América Latina.

“La humanidad ha perdido a un luchador incansable en favor de la paz, la libertad y la igualdad”, escribió el presidente Enrique Peña Nieto en su cuenta de Twitter @EPN.

Más a la derecha en el espectro político latinoamericano, el presidente chileno Sebastián Piñera también lo elogió.

“No sólo trabajó por la recuperación de la democracia, tuvo la generosidad de saber perdonar, luchar toda su vida por pacificar a su país”, dijo en una conferencia de prensa.

Para el presidente colombiano Juan Manuel Santos, el líder sudafricano ha sido un ejemplo de reconciliación, una meta que su Gobierno intenta alcanzar mientras mantiene negociaciones de paz con la guerrilla izquierdista para acabar con medio siglo de conflicto interno que ha dejado 200,000 muertos.

“Lamentamos profundamente la muerte de Nelson Mandela. Su legado se mantiene como nuestra guía para alcanzar la paz”, escribió en su cuenta de Twitter @JuanManSantos.

 

Siguientes artículos

Suspende SE permisos para importación y exportación de metales
Por

Con esta medida, la dependencia federal espera combatir irregularidades en el comercio siderúrgico mexicano como  incorr...