Notimex.- La jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Margarita Ríos-Farjat, sostuvo que habrá mano dura al evasor, pero atención y paciencia al contribuyente cumplido.

Al término de una reunión entre autoridades y representantes del sector privado sobre las empresas factureras, dijo que la reforma a diversas disposiciones fiscales para equiparar la defraudación fiscal a la delincuencia organizada está dirigida para los que no cumplen y dañan al fisco.

Señaló que continuarán estas reuniones porque el SAT tiene dos caras: la del acompañamiento al contribuyente cumplido y la cara dura al evasor fiscal; “queremos ver un fisco que oriente, facilite y ayude al cumplido, porque el país se sostiene de los cumplidos”.

Lee: Esta propuesta del SAT acabaría con confidencialidad entre contadores y clientes

A su vez, el titular de la Procuraduría Fiscal de la Federación, Carlos Romero Aranda, indicó que esta reforma va encaminada a perseguir a las cabezas de las empresas criminales que se dedican a la venta de facturas, y mandar un mensaje a los empresarios de que no son parte del problema, sino de la solución.

“Queremos mandar el mensaje de que se acabó la fiesta, que a partir de ahora ya no se va a poder hacer lo que se venía haciendo de vender las facturas y vivir en un mundo al revés, pues el mensaje del presidente es acabar con la corrupción”.

Por su parte, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto Castillo, informó que lo que va de 2019, esta instancia ha presentado 125 denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR).

De estos, 39 están relacionas con defraudación fiscal y 27 con temas vinculados con corrupción, y en todos estos casos hay empresas fantasmas y operaciones simuladas a partir de la expedición de facturas falsas.

Lee también: ‘Se acabó la fiesta’, dice SAT a factureros

 

Siguientes artículos

Actividad económica de México cae en el arranque del segundo semestre
Por

El retroceso de la actividad económica se debió a la caída de los sectores de la industria y comercio.