Un segundo mes de cifras débiles en el sector tira la proyección del PIB a 2.9%.

 

En mayo, el Índice de Gerentes de Compras de HSBC se quedó en las 51.7 unidades que había registrado en abril, reflejando una ligera aceleración contra el mes anterior pero manteniendo el nivel más bajo en casi dos años.

“Ésta es la menor lectura desde agosto de 2011, lo que sugiere que la debilidad en el sector manufacturero permanecerá en el segundo trimestre”, dijo Sergio Martín, economista en jefe de HSBC México.

PUBLICIDAD

Con la afectación del segundo trimestre en mente, el banco anunció este lunes que ha reducido su expectativa de crecimiento para la economía mexicana en 2013 a 2.9%, desde el 3.2% anterior.

El cambio es compatible con la opinión de otros expertos del sector privado en México, que en la encuesta mensual de Banxico modificaron su pronóstico promedio de 3.35% a 2.96%.

HSBC informó en un comunicado que en mayo tanto los volúmenes de producción como los nuevos pedidos crecieron con respecto a abril, si bien de manera moderada.

De hecho, la tasa de crecimiento de los nuevos pedidos fue la más débil en los 26 meses de historia de la serie, y el banco atribuyó este resultado principalmente a la contracción de los nuevos trabajos procedentes del extranjero.

En tanto, la ocupación laboral del sector siguió creciendo mes contra mes, pues en mayo una de cada diez empresas manufactureras contrató personal adicional, pero la tasa de creación de empleo se frenó con respecto al mes anterior.

Las empresas dijeron además haber experimentado un incremento de costos durante el periodo, particularmente en las materias primas como el acero y el petróleo.

 

Siguientes artículos

OIT alerta sobre desigualdad de ingresos
Por

El organismo indicó en su informe Mundo de Trabajo, que las diferencias económicas entre los sectores de la población, c...