La actividad manufacturera en Estados Unidos se aceleró en mayo y el gasto en construcción subió por tercer mes consecutivo en abril.

 

Reuters

WASHINGTON – La actividad manufacturera en Estados Unidos (EU) se aceleró en mayo y el gasto en construcción subió por tercer mes consecutivo en abril, lo que sugiere que el crecimiento económico está recuperando impulso en el segundo trimestre.

PUBLICIDAD

La economía se hundió en el primer trimestre bajo el peso de un invierno brutalmente frío y un lento ritmo de reabastecimiento por parte de las empresas.

Sin embargo, los negocios parecen estar recomponiendo sus inventarios y los nuevos pedidos a fábricas alcanzaron un máximo nivel en cinco meses en mayo.

“Apunta a una aceleración en la actividad económica. Esperamos que el crecimiento del PIB repunte significativamente este trimestre”, afirmó Millan Mulraine, economista de TD Securities en Nueva York.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento (ISM, por su sigla en inglés) dijo que su índice nacional de actividad fabril aumentó a 55.4 en mayo desde 54.9 en abril.

Más temprano, el ISM informó erróneamente que el índice había bajado a 53.2 en mayo. Una lectura por sobre 50 indica expansión en el sector.

Hubo avances en nuevos pedidos, producción e inventarios de los clientes, pero el crecimiento del empleo fabril se desaceleró.

Eso sugiere que el esperado informe de empleo del viernes podría mostrar una moderación en las contrataciones en mayo respecto a los 288,000 empleos de abril.

El sondeo de ISM también apuntó a una aceleración en las presiones inflacionarias y los manufactureros reportaron un incremento en los precios de las materias primas.

Manufactura se fortalece

El tono más firme de las manufacturas fue corroborado por otro informe de la firma de servicios de información financiera Markit, que dijo que la lectura final de su índice de gerentes de compras para el sector manufacturero de EU subió a 56.4 el mes pasado desde 55.4 en abril.

En otro informe, el Departamento de Comercio dijo que el gasto en construcción subió un 0.2% a una tasa anual de 953,500 millones de dólares, el mayor nivel desde marzo del 2009.

El incremento fue menor al 0.6% esperado por los analistas. El gasto en construcción de mayo fue revisado para mostrar un aumento del 0.6% en vez del avance reportado previamente de un 0.2%.

“Anticipamos que el gasto en construcción seguirá fortaleciéndose en el segundo trimestre, más que compensando la debilidad del primer trimestre”, dijo Stephanie Karol, economista de IHS Global Insight en Lexington, Massachusetts.

La inversión en construcción de viviendas y estructuras no residenciales, como fábricas y gasoductos, se contrajo en los tres primeros meses del año y por segundo trimestre consecutivo, lo que contribuyó a la contracción de la economía a un ritmo de un 1.0%.

El gasto en construcción de abril fue liderado por los desembolsos para construcciones públicas, que aumentaron un 0.8%. El gasto tanto en proyectos del Gobierno federal como de gobiernos estatales se elevó sólidamente, lo que sugiere que un largo declive en el gasto en construcción pública ya tocó fondo.

El gasto en proyectos de construcción privados se mantuvo estable, pero aún así el gasto en construcción residencial privada alcanzó su máximo nivel desde marzo del 2008.

 

Siguientes artículos

Economía mexicana sin señales claras de recuperación: IMEF
Por

El índice manufacturero del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) se ubicó en mayo en 52.2, un aumento mar...