La moderación del crecimiento y las nuevas operaciones hicieron que el sector manufacturero disminuyera la contratación de más personal.

 

 

 

PUBLICIDAD

La industria manufacturera registró  un descenso en el  crecimiento de la producción hasta un mínimo en tres meses en febrero, acompañado por una caída ligera los nuevos trabajos de exportación,  lo que contribuyó a la desaceleración del ritmo global de expansión de los nuevos negocios por primera vez desde septiembre de 2013.

Un comunicado emitido por el banco HSBC dijo que la moderación del crecimiento y las nuevas operaciones hicieron que el sector manufacturero disminuyera la contratación de más personal, lo que indica que el empleo se mantuvo sin cambios.

La cifra total derivada de la encuesta es el Índice de Gerentes de Compras  (PMI por sus siglas en inglés) para el sector manufacturero. Las lecturas por encima de 50 puntos señalan una mejora con respecto al mes anterior, mientras que las lecturas por debajo de esta cifra muestran un deterioro.

El PMI se compone de cinco subíndices que realizan un seguimiento de los cambios en los nuevos pedidos, la producción, la ocupación laboral, los plazos de entrega de proveedores y las existencias de compras.

El Índice del Sector Manufacturero Mexicano PMI de HSBC, ajustado  para incluir las variaciones estacionales, cayó desde los 54 puntos de enero, un máximo en doce meses, hasta los 52 puntos en febrero.

Esta reciente lectura marca una moderada mejoría de las condiciones de negocios generales, aunque la más débil desde noviembre de 2013.

El principal lastre del PMI durante el último periodo de la encuesta fue la ralentización del ritmo de crecimiento de la producción y los nuevos negocios. Aunque el incremento de los niveles de producción se amplía ya a cuatro meses consecutivos, la última expansión fue la más débil observada en el periodo.

De manera similar a la tendencia de la producción, los fabricantes experimentaron la subida más lenta de los nuevos trabajos entrantes desde noviembre del año pasado. Así, la encuesta de febrero marca el final de un periodo de cuatro meses caracterizado por el crecimiento acelerado de los nuevos negocios en el sector de la fabricación.

El deterioro de la recepción de nuevos pedidos se debió en parte al descenso de las ventas de exportación en el último periodo analizado. A pesar de ser marginal, la caída de los nuevos trabajos procedentes del exterior fue la primera desde agosto de 2013.

Los datos de febrero parecen señalar una ausencia de presión sobre la capacidad operativa en el sector manufacturero mexicano, donde los trabajos pendientes se han reducido por cuarta vez en los últimos cinco meses, y las cifras de contratación generales describen una tendencia prácticamente lateral.

La inflación del costo de los insumos fue la más elevada en 12 meses, y en este sentido los fabricantes destacaron la subida de los costos del combustible y el ascenso de los precios de las materias primas. El sólido aumento de los costos promedio sirvió  septiembre de 2012.

 

Siguientes artículos

La animación y el thriller, en lo más alto de la taquilla
Por

Las Aventuras de Peaboy y Sherman y Non-Stop encabezan las taquillas en el fin de semana del 28 al 2 de marzo de 2014....