A México todavía le faltan algunos años para alcanzar la autosuficiencia en combustibles y la estadounidense Marathon Petroleum Corporation lo sabe, por eso busca consolidarse como uno de los mayores importadores del país y apoyar a Petróleos Mexicanos (Pemex) en esta tarea.

Si bien la empresa ha visto limitado su crecimiento en gasolineras bajo su marca Arco, ésta quiere fortalecerse en la importación de combustibles y en la cadena logística de sector petrolífero mexicano.

Marathon Petroleum es de las pocas empresas que han logrado conservar su permiso de importación de combustibles en México, pues en esta administración, la Secretaría de Energía suspendió la mayoría de las autorizaciones para esta actividad, pues se detectó que no se estaban usando.

Leonardo Girón, director de Marketing para México de Marathon Petroleum, dijo a Forbes México que están siendo muy cuidadosos y responsables sea de manera directa o a través de sus aliados estratégicos para que cumpla toda la reglamentación, pues lo que menos quieren es poner en riesgo su permiso de importación.

Respecto al panorama que se mira con el objetivo que ha planteado el gobierno de Andrés Manuel López Obrador de dejar de importar combustibles y cómo esto puede cambiar los planes de Marathon, Girón destacó que la meta de ser 100% autosuficientes en combustibles es alcanzable, pero esto va a tomar su tiempo, no se puede implementar de un día para otro.

“México, son números públicos, importa más del 50% de combustibles que consume, tiene una capacidad de generación instalada que no es igual a la capacidad de refinación y tiene ciertas restricciones o limitaciones de logística que necesita mejorar para poder lograr el 100% (de autosuficiencia)”, señaló.

Te recomendamos: ‘¿Para cuándo los permisos?’; dejen de pensar en sus negocios, pide la CRE a gasolineros

Marathon importa producto vía ruedas desde El Paso, Texas, a Chihuahua y vía tren desde el Golfo a Jalisco, así como a Baja California y Baja California Sur y se coloca dentro de las tres principales compañías privadas que importan combustibles en México.

Paulo Esteban Alcaraz, director de Asuntos Públicos y Relaciones con Gobierno para México de Marathon, comentó que están tratando de fortalecer la cadena logística y no solamente crecer a través de su presencia con las gasolineras Arco, sino también como uno de los principales importadores de combustibles del país más allá del noreste, que es donde tienen una mayor participación.

“Al final de cuentas queremos complementar al principal jugador en México que es Pemex, el apoyo del sector privado para abastecer al país y así es como tratamos de ajustarnos a la política energética”, dijo Esteban Alcaraz.

Señaló que Marathon tiene más huella donde Pemex tiene menos flexibilidad logística y la importación es mucho mayor con respecto al resto del país donde hay mayor capacidad de producción de las refinerías.

Aunque Marathon confía en esta consolidación, también el volumen de importación de combustible se ha visto limitado, pues en este sexenio ya no se realizaron más subastas de temporadas abiertas, en las cuales Pemex ofrecía a terceros capacidad en su infraestructura de almacenamiento y transporte por ducto de petrolíferos con contrataciones que duraban 3 años.

Marathon a través de su otra marca (Tesoro) ganó en 2017 la capacidad en la infraestructura de Pemex para los Sistemas Rosarito y Guaymas. Y en 2018, le fue asignada la del Sistema Norte, Zona Juárez,
Zona Cadereyta y Zona Frontera, así como en el Sistema Pacífico y Zona Topolobampo.

“La parte de la importación, dentro de las metas que teníamos cuando arrancamos en el 2017, el volumen han variado por razones obvias y entonces las cosas se han ido limitando basado en los sitios donde podemos traer el producto, que son vía férrea y vía rueda, no es la misma cantidad que se puede traer que cuando teníamos a las diferentes terminales marítimas de Pemex”, explicó Leonardo Girón

No te pierdas: Las gasolineras Pemex han dejado de dominar en estos estados

Marathon se ajusta a la política energética del gobierno

Con los trámites atorados y cambios en regulación de la importación, exportación, comercialización, expendio, transporte y almacenamiento de hidrocarburos y petrolíferos en la Comisión Reguladora de Energía (CRE), la reconversión de gasolineras bajo la bandera de Arco se paralizó. Marathon logró hacerse de 230 estaciones de servicio en siete estados: Chihuahua, Sonora, Sinaloa, Jalisco, Nuevo León, Baja California y Baja California Sur.

Marathon entró a México con gasolineras Arco en 2017 y hasta antes de esta administración concretaba de 3 a 5 reconversiones al mes, en el último año y medio han logrado sólo tres.

“Con el cambio de la afirmativa ficta a negativa, obviamente  la velocidad con la cual se otorgaban el cambio de la bandera blanca y por ende el poder de cambiar a alguna a una marca en específico, se ha puesto más lento, nosotros antes teníamos una reconversión bastante constante de estaciones de servicio por mes”, destacó Girón.

Paulo Esteban Alcaraz, dijo que pese a estos cambios que han modificado su crecimiento en el país, como cualquier empresa internacional se ha ajustado a las condiciones del país y entienden la política energética de México, entraron para el largo plazo y eso no ha cambiado.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

enerflex
La canadiense Enerflex pide arbitraje contra México por laudo laboral en su contra
Por

Enerflex busca invalidar un laudo laboral que le ordena pagar más de 2 mil mdp a un exempleado en un caso que se remonta...