Los gerentes chinos ya no preguntan sobre las mejores prácticas, procedimientos o desarrollos occidentales como solían hacerlo. Tienen cada vez menos interés en los conceptos occidentales e incluso, ya no piden ejemplos de lo que deberían emular.

Hoy en día sus comentarios y discusiones tratan más de describir cómo y de qué maneras creen que sus mercados se desarrollarán y cómo piensan responder. Su enfoque es todo acerca de cómo planean avanzar en el marketing, la publicidad y la comunicación siguiendo un modelo chino o un “sendero” chino -un enfoque basado en la interactividad, las redes, las plataformas y otras tecnologías que están desarrollando, y no basado en los caminos históricos que los estadounidenses desarrollaron-. En resumen, no más préstamos de ideas y estrategias de algún otro lugar.

Los antiguos estudiantes chinos se están convirtiendo en los nuevos profesores globales de publicidad y marketing. Eso es un cambio radical de sólo unos pocos años atrás y esto como ejemplo se pone de manifiesto con el Tecnológico de Monterrey quien ahora lleva a cabo anualmente veranos en Shanghái para sus estudiantes, así como estadías más cortas para ejecutivos de la mano con la American Marketing Association donde se evidencia nuestra necesidad como mexicanos de abrir nuevos caminos y horizontes en el tema comercial y en específico del marketing actual y el gran potencial de China. Hoy, todo parece estar detrás de China. Los viejos mercadólogos, han sido reemplazados por ejecutivos más jóvenes cuyos antecedentes educativos son al menos un MBA de alguna de las principales escuelas en todo el mundo. China está fijando las agendas para el desarrollo de marketing y comunicación de hoy en día basado en lo que están desarrollando actualmente para el mercado global.

Éstos son algunos de los puntos a resaltar de la mercadotecnia en China:

PUBLICIDAD
  • Hay muchos menos gerentes operacionales en sus 40s y 50s. La mayoría están en sus 20s, y un número creciente son mujeres. Es evidente que ha habido un cambio de guardia en términos de quién está impulsando el marketing y la publicidad en China. No parece basarse en los mandatos de diversidad, sino en las habilidades y capacidades.
  • La tecnología es la clave. Están conduciendo todo, desde el móvil a la planificación de medios de comunicación a la medición. Los chinos no sólo están explorando y explotando los bordes de la tecnología para desarrollar nuevos procesos y sistemas, ya los han encontrado. Utilizando esos hallazgos, están expandiendo y explotando muchos de los conceptos de marketing y publicidad que han sido sacrosantas en Occidente durante años.
  • La teoría es aparentemente irrelevante. Las teorías tardan demasiado en desarrollarse. Si una red, proceso o sistema funciona, hay que usarlo, porque esos mismos conceptos nos indican que otra oleada de aprendizaje con más sofisticación pronto la seguirá. Es por eso que la velocidad es tan importante en China. Pon a tu programa en marcha antes de que te pongas obsoleto.
  • Todo es global, o al menos se percibe como global. Cuando usted tiene un mercado de 1,300 millones de personas, usted piensa en gran número. Un número asombroso de clientes reunidos, atendidos y satisfechos en minutos y horas, no meses o años. Aparte de la regulación, las fronteras no significan nada. Cuando su enfoque es digital, Internet y móvil, usted piensa en términos de mercados, no fronteras nacionales.
  • El escalar es crítico, pero viene dado cuando se está en un mercado digital / interactivo. Los aumentos graduales toman horas y días, no semanas o meses como antes. El marketing tradicional es simplemente demasiado lento para los chinos de hoy.
  • No hacer planes pequeños. Todo es un nuevo horizonte. Los chinos, debido a sus limitados antecedentes y experiencia en el marketing tradicional, tienen pocos sistemas integrados y tradiciones de marketing para romper, reemplazar o acomodar. Por lo tanto, se mueven en muchas direcciones diferentes a la vez. No hay historia de marketing o comunicación, por lo que el dictamen común de la administración occidental, “No es así como lo hacemos aquí” simplemente no existe. La mayoría del marketing y la publicidad es un campo virgen, esperando para ser explorado y ampliado.
  • Hay mucho dinero por hacer y perder. Los chinos no entran en un mercado. Ellos irrumpen. A veces están equivocados, pero cuando tienen razón, tienen una gran razón. Las apuestas son altas, pero las recompensas parecen valer la pena.
  • Los chinos ya no siguen los hechos en Hollywood o Madison Avenue, EU. Consideran la publicidad y la mercadotecnia desarrollada o realizada en Shenzhen, Guangzhou, Hangzhou, Beijing y otras ciudades chinas para ser y estar acorde.
  • Parece que hay una incubadora o una puesta en marcha en cada esquina. Algunos lo harán. La mayoría no, pero todos probablemente irrumpirán los modelos tradicionales para disgusto de los mercadólogos occidentales.

Hoy en día, el pensamiento sistémico y el desarrollo de redes, la inteligencia artificial y sofisticados algoritmos de marketing y comunicación que fluyen desde China y hacia el resto del mundo, están cambiando todo lo que tocan en el camino.

Sí, los estudiantes se han vuelto más inteligentes que sus maestros. Esperemos que podamos aceptar ese cambio y aprender de ellos como mexicanos cada vez más alejados de Norteamérica.

 

Contacto:

Twitter: @CesarEnriquez

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Selección Mexicana, el negocio que Trump no puede afectar
Por

El éxito rotundo de la Selección Mexicana en Estados Unidos es otra cara de la integración entre los países. ¿Le pondrá...