El valor de la industria de los videojuegos a nivel mundial superó los 138 mil millones de dólares en 2018, un crecimiento de poco más del 13% respecto del año pasado. De ahí, el 50% de las ganancias provienen de equipos móviles y sólo el 25% de consolas. Los gamers simplemente no dejan de consumir y la industria crece de forma constante.

México ocupa el lugar 12 por el tamaño del mercado de videojuegos, valuado en 1, 600 millones de dólares anuales y con un aproximado de 55 millones de jugadores que, en promedio, gastaron 573 pesos anuales cada uno.

Producir un videojuego en este momento equivale a hacer una película, con un equipo de cientos de personas que comprenden guionistas, creativos, musicalizadores, dibujantes, desarrolladores, actores, testers, mercadólogos y un largo etcétera cuya cabeza es un buen director.

Y es que cuando un videojuego es bueno y logra conectar con sus jugadores, se genera un fenómeno que engloba y genera ganancias a toda la industria del entretenimiento y que va desde la continuidad en los juegos a juguetes, series, películas y memorabilia en general.

Debido a la enorme cantidad de jugadores y a que los entornos de los juegos involucran cada vez más elementos, estos se han convertido en una pantalla natural para la gran audiencia que pasea por calles y corredores virtuales una y otra vez intentando completar una misión.

De acuerdo con Alejandro Hernández Osorio, Director General y Fundador de Master Kiwi, existen tres formas de hacer marketing a través de un videojuego.

  • Product Placement digital. Cada vez es más común que marcas de consumo aparezcan en los escenarios que recorren los protagonistas de los videojuegos, ya sea en forma de anuncios espectaculares o parte de la decoración de un sitio o bien como armas, aditamentos o equipo especial. De esta manera, no sólo se dota de una naturalidad y realismo cada vez más constante en los juegos, sino se logra una empatía más profunda con los jugadores al utilizar las marcas que ellos conocen en el mundo físico.
  • Patrocinio. Una manera fácil para que una marca pueda conectarse con su público objetivo es utilizar los códigos de juegos digitales que existen (puzles, juegos de estrategia, de plataformas, etc.) y personalizarlos con sus propios elementos como el logotipo, la mascota, los productos o los colores. Así, se obtendrá un juego clásico y/o conocido en poco tiempo, disponible en las tiendas para su descarga y a un precio bastante accesible.
  • Desarrollo exclusivo. También existe la posibilidad de crear todo un videojuego a partir de las necesidades propias de la marca. Ello podría incluir realidad virtual y realidad aumentada y podría ser tan complejo como se desee. No obstante, se necesitan meses de planeación y ejecución para lograr los objetivos.

El desarrollo del marketing en las pantallas de videojuegos puede convertirse en un canal perfecto para las marcas, ya que implica no solamente tener un público cautivo, sino un jugador que conviva utilice y ame la marca en un nivel totalmente nuevo.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @sincreatividad

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Giro ideológico y una nueva geometría política?
Por

La refundación de la que tanto hablan los partidos tras el 1 de julio no sólo debe centrarse en rescatar a su propio par...