Las sanciones contra Rusia no se han terminado, ya que este viernes la Unión Europea (UE) anunció nuevas reprimendas comerciales en contra de Moscú, derivadas de las acusaciones en contra de funcionarios rusos de desviar equipo para ser utilizado en Crimea.

A través de un comunicado, el Consejo del bloque europeo dio a conocer el castigo a tres ciudadanos rusos y tres empresas, los cuales serán incluidos en la lista negra de la UE, con lo que se les prohíbe viajar a países miembro de la mancomunidad, y congela sus fondos en su territorio.

Esto se da unos días después de que el presidente estadounidense Donald Trump firmara la ley aprobada por el Congreso de su país para endurecer las sanciones contra Rusia, como reacción a la presunta interferencia de Moscú en las elecciones presidenciales de 2016.

Lee: Trump firma ley que endurece sanciones contra Rusia

PUBLICIDAD

Entre los sancionados por la UE destacan el viceministro ruso de Energía, Andrei Cherezov, y el director de la empresa rusa que adquirió las turbinas a Siemens. El bloque acusa a tres compañías de desviar hacia Crimea cuatro turbinas de gas adquiridas al gigante industrial alemán, cuyas disposiciones en la venta original limitan su uso para territorio de la Federación Rusa.

Es decir, las turbinas, que fueron entregadas el verano de 2016, debían servir para la construcción de una central térmica en la península de Taman (sur de Rusia), justo enfrente de Crimea.

La Unión Europea no reconoce “la anexión” que se dio tras una operación relámpago en marzo de 2014 y ratificada posteriormente por un referéndum, lo que  Moscú defiende como un proceso legal para regresar a la península ucraniana a Rusia.

Por ello, en su decisión el bloque consideró que los sancionados ayudaron a “establecer una fuente de aprovisionamiento en electricidad independiente para Crimea y Sebastopol con el objetivo de apoyar su separación de Ucrania, y compromete la integridad territorial, la soberanía y la independencia de Ucrania”.

Con estas sanciones, ahora son 153 personas y 40 entidades las afectadas por estas restricciones, según las medidas adoptadas en marzo de 2014 y prorrogadas por última vez en septiembre de 2016 hasta el 15 de marzo de 2017.

Las otras dos empresas afectadas por las sanciones son la que firmó el contrato de compra con Siemens de las cuatro turbinas y la compañía conjunta a la que fueron transferidas para ser llevadas a Crimea.

Siemens inició procedimientos legales en Rusia contra la organización a la que entregó las turbinas y sus responsables.

 

Siguientes artículos

Corolla-Toyota
Toyota se lleva producción de Corolla a Estados Unidos
Por

Toyota y Mazda confirmaron que instalarán una planta en Estados Unidos, con una inversión de 1,600 millones de dólares....