El subgobernador Manuel Sánchez comentó que esa persistencia podría también desencadenar otros efectos de “segunda ronda”.

 

Reuters 

Una persistente depreciación del peso mexicano ante el dólar podría alimentar un mayor traspaso a los precios y afectar las expectativas de inflación, dijo el viernes un miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México (central).

De acuerdo con una presentación publicada en la página de internet del banco, el subgobernador Manuel Sánchez comentó que esa persistencia podría también desencadenar otros efectos de “segunda ronda”.

La moneda local ha caído recientemente a una serie de mínimos históricos por el temor a que una eventual alza de tasas de interés en Estados Unidos pueda generar una abrupta salida de capitales de mercados emergentes como México.

Pese a ello, la inflación en el país ha permanecido bajo control y se ubica cerca de sus niveles más bajos en más de 40 años.

La semana pasada, el banco central dejó estable en un mínimo de 3% la tasa clave de interés, pero sugirió que está dispuesto a actuar con toda flexibilidad para consolidar la permanencia de la inflación dentro de su objetivo.

 

Siguientes artículos

Los 10 mejores países para conducir
Por

Holanda, Letonia y Estados Unidos son las tres mejores naciones para manejar, según la aplicación de movilidad Waze.