Reuters.- El proteccionismo y la amenaza de una guerra comercial global son los mayores riesgos para la economía de la zona euro, pero el crecimiento por ahora sigue firmemente en el sendero visto anteriormente, concluyeron el mes pasado los miembros del Banco Central Europeo (BCE).

En una reunión con pocos o ningún desacuerdo, los responsables de definir la tasa de interés compartieron la opinión de que el bloque estaba funcionando como se esperaba, por lo que no era necesario modificar la política monetaria, mostraron el jueves las minutas de la reunión del 26 de julio.

El BCE acordó en junio terminar con su programa masivo de compra de bonos para fin de año y mantener las tasas estables por lo menos hasta el próximo verano boreal, dando a los mercados un preaviso inusualmente largo de sus posibles movimientos.

“Las incertidumbres relacionadas con factores globales se mantuvieron prominentes, en particular con respecto a la amenaza del proteccionismo y el riesgo de una escalada de las tensiones comerciales”, indicaron las minutas.

PUBLICIDAD

“Las tensiones podrían generar un declive más general en la confianza en toda la economía mundial, más allá de cualquier efecto directo de la imposición de aranceles”, agregó el BCE.

 

Siguientes artículos

Una tortillería ayuda a explicar por qué la corrupción daña la productividad
Por

Uno de los problemas que detiene el crecimiento económico de México es la corrupción, que incide en los niveles de produ...