Por Fernanda Celis y Enrique Hernández.

Para José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Desarrollo Social, la salida de Manlio Fabio Beltrones de la presidencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) se trata de una renovación como la que necesita todo proceso electoral, y no como una situación que deje mal posicionado al gobierno de Enrique Peña Nieto.

“Son relevos y son ciclos, así como hay que estar pendientes de qué sigue. Siempre reconociendo los servicios de la trayectoria de Manlio (Fabio Beltrones)”, dijo el secretario federal en el marco del Foro Forbes Mujeres Poderosas Liderazgo 3.0.

PUBLICIDAD

Meade Kuribreña es considerado uno de los presidenciables del PRI, junto con Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), y Aurelio Nuño, secretario de Educación Pública, y al ser cuestionado sobre si ya se prepara para competir en las elecciones de 2018, el secretario dijo que se está alistando “para tener un buen desempeño en 2016”.

El funcionario fue titular de Energía y Hacienda durante la administración de Felipe Calderón, y ocupó la silla de Relaciones Exteriores y de Desarrollo Social, con Enrique Peña Nieto.

Meade Kuribreña participó en la mesa redonda “Cambiemos la mentalidad”, en que destacó que aunque se ha avanzado en la construcción de políticas públicas, aún se tiene un importante rezago histórico.

 

Siguientes artículos

Las mujeres son un recurso que no se aprovecha: Ruiz Massieu
Por

Invertir en recursos humanos, en específico en las mujeres, es necesario para que un país salga adelante. El recurso más...