Reuters.- El presidente Donald Trump dijo en una entrevista emitida el domingo que estaba “cómodo” en la Casa Blanca tras casi dos años en el cargo, a pesar de las tormentas políticas sobre la inmigración, los aranceles y su nominación del juez Brett Kavanaugh a la Corte Suprema de Estados Unidos.

“Fue un poco surrealista decir que soy el presidente de Estados Unidos, pero creo que eso es cierto para todos”, dijo Trump al programa de la cadena CBS 60 Minutes.

“Incluso mis amigos no me llaman Donald, me llaman señor presidente. Y yo digo: ‘¿Podrían relajarse?’ He aprendido en el trabajo. Lo he hecho”, agregó.

“Ahora me siento como POTUS”, agregó Trump, usando el acrónimo en inglés para presidente de Estados Unidos.

PUBLICIDAD

 

Problemas fronterizos

Trump no quiso decir si tenía la intención de retomar la polémica política de separar a los niños inmigrantes de sus familias en la frontera con México, pero no cedió terreno en lo que ve como la necesidad de una política dura.

“Cuando permites que los padres permanezcan juntos, ok, cuando permites eso, entonces lo que sucede es que la gente va a ingresar a nuestro país”, afirmó Trump. “Tiene que haber consecuencias (…) por entrar ilegalmente en nuestro país”, declaró.

La política de Trump de separaciones familiares y la detención de miles de menores, en su mayoría procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador, provocaron una condena generalizada.

Cerca de 2,500 niños y padres fueron separados antes de que Trump abandonara la política en junio. Días después, un juez federal ordenó que las familias fueran reunidas, un proceso que aún no se ha completado.

 

¿Burlas?

Tras una lucha política en el Senado por las afirmaciones de conducta sexual inapropiada contra su nominado a la Corte Suprema, Brett Kavanaugh, Trump dijo que sus comentarios que los críticos describieron como burlas contra Christine Blasey Ford -que acusó al magistrado- fueron necesarios para lograr la confirmación.

“Si no hubiera pronunciado ese discurso, no habríamos ganado. Sólo estaba diciendo que ella no parecía saber nada”, sostuvo Trump sobre sus declaraciones realizadas en un mitin en Misisipi. “Y estás tratando de destruir la vida de un hombre que ha sido extraordinario”.

Él negó haberse mofado de ella, diciendo en cambio que la había tratado con respeto. “No voy a entrar en eso porque ganamos. No importa. Ganamos”, expresó Trump.

 

Siguientes artículos

Se puede lograr Brexit en buenos términos: ministro británico
Por

Los negociadores de ambos lados no lograron cerrar las diferencias en las intensas conversaciones del fin de semana