Varios spas médicos y centros de bienestar se enfrentan a posibles demandas del fabricante de medicamentos Eli Lilly por supuestamente vender versiones compuestas y falsificadas de los medicamentos ultrapopulares para la pérdida de peso y la diabetes Mounjaro y Zepbound, un problema que también planteó el fabricante de Ozempic, Novo Nordisk, y las organizaciones de salud advierten que estos productos pueden presentar efectos secundarios graves como infecciones.

Eli Lilly, fabricante de Mounjaro y Zepbound, advirtió sobre los peligros de los medicamentos falsificados en una carta abierta este jueves.

Afirmó que las personas nunca deben usar medicamentos etiquetados como “únicamente con fines de investigación” o “no para consumo humano”, y señaló que los reguladores federales no aprobaron versiones orales de cualquiera de los medicamentos, aunque en algunos casos han aparecido píldoras en línea.

La compañía dice que algunos centros de bienestar y sitios web venden versiones no autorizadas y falsificadas de estos medicamentos para la pérdida de peso y la diabetes elaborados con productos químicos no aprobados y vendidos como versiones genéricas, incluidas versiones compuestas con ingredientes mezclados o modificados, aunque informó que no vende versiones genéricos de sus fármacos.

También advirtió que estas versiones falsas de sus productos son dañinas porque pueden contener dosis incorrectas, el medicamento equivocado, ningún medicamento o varios medicamentos mezclados, lo que podría resultar en “daños graves” y nunca son seguros de usar.

Lee: Premio Nobel alerta que altos precios de investigaciones reducirán producción de fármacos

Se descubrió que los productos con Tirzepatida falsa (el nombre genérico de Mounjaro y Zepbound) contienen bacterias, altos niveles de impurezas y diferentes sustancias químicas de los medicamentos reales de Lilly, y algunos han tenido problemas de seguridad, eficacia y esterilidad, según la carta.

Tirzepatida no es el único medicamento para la diabetes y la pérdida de peso que enfrenta falsificación: la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) advirtió a los consumidores en diciembre que no usaran semaglutida falsificada (el nombre genérico de Ozempic y Wegovy) vendida por minoristas en línea no autorizados debido al potencial de eventos adversos, como infección y dolor abdominal.

Hasta el 31 de marzo, el regulador sanitario recibió más de 100 informes de eventos adversos de productos falsificados de Tirzepatida y semaglutida desde 2020, incluidos varios casos potencialmente mortales, 19 hospitalizaciones y al menos dos muertes, aunque la fuente de las quejas no está clara.

Formas de detectar medicamentos falsos

El fabricante notó que algunas versiones falsas de sus productos tienen un tono rosado en lugar de ser incoloros como los productos oficiales. Si el producto está etiquetado como Tirzepatida o semaglutida genérica, entonces es falso porque ni Lilly ni Novo Nordisk venden versiones genéricas de sus medicamentos.

Si los medicamentos figuran en una dosis distinta a la oficial de Tirzepatida o semaglutida, entonces los medicamentos son falsos. Las cajas falsificadas también pueden contener errores gramaticales, falta de perforación a prueba de manipulaciones y el número de lote en la caja falsificada puede no corresponder con la concentración del producto indicada en la misma caja y bolígrafo.

La Asociación Nacional de Juntas de Farmacia dijo a principios de este año que “los actores ilegales se están aprovechando de la alta demanda y la escasez de oferta para vender versiones falsificadas y de calidad inferior a los estándares de estos productos a pacientes de todo el mundo, lo que a su vez pone” a los pacientes en riesgo “.

Varias dosis de Wegovy, Ozempic, Zepbound y Mounjaro escasean desde hace meses debido a la gran demanda. Lilly advirtió que además de venderse en clínicas médicas, se venden versiones falsas de sus productos en línea y en las redes sociales. La firma añadió que no vende Zepbound y Mounjaro genuinos en las redes sociales.

En el comunicado también declaró que buscaba acciones legales contra varios spas médicos, centros de bienestar y otras clínicas que venden versiones falsificadas y compuestas no aprobadas de sus productos.

Lilly alega que estas clínicas se refieren engañosamente a los productos falsos como Mounjaro y Zepbound, utilizan engañosamente los resultados de los ensayos clínicos de Lilly y la aprobación de la FDA para vender sus productos falsos.

Lilly presentó anteriormente demandas similares en septiembre y octubre de 2023, y llegó a un acuerdo con una empresa, Totality Medispa, con sede en Carolina del Sur, en mayo.

Como parte del acuerdo, Totality Medispa acordó pagar una cantidad de dinero no revelada, distribuir únicamente productos compuestos de Tirzepatida que sean “producidos de conformidad con la ley federal de Estados Unidos” e informar todos los eventos adversos a la FDA.

Novo Nordisk presentó recientemente demandas contra nueve clínicas de bienestar en mayo por vender versiones compuestas de Ozempic y Wegovy. La empresa afirma que algunos de estos productos contenían hasta un 24% de sustancias químicas impuras. Novo Nordisk solicita a las compañías que dejen de comercializar y vender sus productos que dicen contener semaglutida, además de una compensación de hasta 75,000 dólares.

Este artículo fue publicado originalmente en Forbes US 

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

Costco desplaza a Pemex, clientes son más leales a sus estaciones de servicio: estudio
Por

Pemex no ha observado las necesidades del consumidor y se ha rezagado, lo que han aprovechado marcas como Costco y Oxxo,...