Las medidas que adoptaron Banco de México (Banxico) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) no fueron improvisadas, ya que son el resultado de un meticuloso proceso de análisis entre ambas entidades, dijo el gobernador del instituto central, Agustín Carstens.

En la apertura de la 79 Convención Bancaria, Carstens indicó que las medidas son la respuesta al uso de los instrumentos que tienen a su disposición. Agregó que en el caso de Banxico, estos seguirán siendo usados cuando sea necesario.

El titular de Banxico reconoció que con la actual administración se ha encontrado una constante colaboración y coordinación.

“Esta coordinación de las políticas fiscal y monetaria de ninguna manera ha sido en detrimento de la autonomía del Banco de México”, indicó el banquero central de México.

PUBLICIDAD

El pasado 17 de febrero, Banxico aumentó de forma extraordinaria su tasa de interés interbancaria en 50 puntos base para ubicarla en 3.75%.

El movimiento busca defender al peso contra el dólar, y así reducir el riesgo de que la inflación se salga de control.

Por su parte, Hacienda anunció un recorte de 132,000 millones de pesos (mdp) de los cuales 100,000 mdp fueron en Petróleos Mexicanos (Pemex).

La semana pasada, Carstens dijo que Hacienda decidirá si el remanente de operación del Banxico se destina para capitalizar a Pemex.

 

Siguientes artículos

Walmart de México invertirá 14,700 mdp en 2016
Por

La tiendas minorista destinará 36% de su presupuesto para este año en la apertura de nuevas sucursales.