Draghi dijo el lunes que el impulso del crecimiento en la zona euro se debilitó durante el verano boreal.

 

Reuters

Las medidas de estímulo del Banco Central Europeo(BCE) están cobrando ritmo, pero si los actuales esfuerzos no son suficientes para acelerar la recuperación en la zona euro, la entidad está dispuesta a hacer más, afirmó su presidente Mario Draghi.

PUBLICIDAD

Draghi dijo el lunes que el impulso del crecimiento en la zona euro se debilitó durante el verano boreal, si bien los pasos tomados en política monetaria por el BCE y las reformas de los países del bloque deberían generar una recuperación moderada el próximo año y en 2016.

“Estamos viendo indicadores tempranos de que nuestro paquete para facilitar el crédito está aportando beneficios tangibles”, dijo Draghi a los miembros del Parlamento Europeo, agregando que se necesita más tiempo para que las últimas medidas hagan efecto.

El BCE está inyectando más dinero en el sistema bancario para desbloquear el préstamos a los hogares y compañías, ofreciendo a los bancos nuevos créditos a largo plazo y comprando deuda privada securitizada de sus hojas de balance.

Draghi afirmó que “el peor momento en el crédito parece haber quedado atrás”.

El economista jefe del BCE, Peter Praet, hizo comentarios similares con anterioridad este mismo lunes en Londres, diciendo que había señales débiles de que la dinámica del crédito en la zona euro había alcanzado un punto de inflexión.

No obstante, el panorama general sigue siendo sombrío.

La economía de la zona euro se ha visto lastrada durante meses por el lento crecimiento y la débil inflación, mientras los gobiernos implementan reformas para hacer más competitivas sus economías y aligerar el peso de su deuda.

La inflación anual en el bloque ha estado en lo que Draghi llama “la zona de peligro”, por debajo del 1 por ciento durante un año, alcanzando el 0.4% en octubre, bastante lejos de su objetivo a mediano plazo algo inferior al 2%.

“Debemos seguir alerta ante posibles riesgos de bajada en nuestro panorama para la inflación, en particular con el telón de fondo del debilitamiento del impulso del crecimiento y la floja dinámica sostenida a nivel monetario y crediticio”, dijo Draghi.

Reiteró que el BCE está dispuesto a hacer más si la inflación sigue muy baja mucho tiempo, asegurando que el personal de la entidad está preparando el terreno para dar más pasos si es necesario, y que entre esas nuevas medidas se contempla la compra de bonos soberanos.

No obstante, la alternativa de imprimir dinero para comprar deuda soberana, algo conocido como alivio cuantitativo, se enfrenta a la fuerte oposición de Alemania.

 

Siguientes artículos

tasas Fed
Powell prevé alza de tasas a mediados de 2015
Por

“Si permanecemos en el camino actual tendría sentido subir las tasas en algún momento durante el 2015, quizás a me...