Internet se ha convertido en nuestro fiel compañero diario, incluso es casi impensable hacer algo sin que internet esté relacionado. Ya sea para trabajar o por ocio, tener una buena conexión a la red es algo que preocupa a todos los usuarios. Alguna vez te ha sucedido que tu internet va lenta y no sabes por qué. Si quieres que esto no ocurra, debes tener en cuenta una serie de consejos para que no vaya lenta tu conexión.

Comprobación de conexión real

Comprueba la velocidad que tiene contratada la línea que quieres arreglar en la página de tu proveedor. Si no lo sabes, llama a tu proveedor e infórmate. Esta información es primordial para poder mejorar tu velocidad de conexión.

Tras esto, ejecuta un test de velocidad y si la cifra concuerda con lo que te han dicho, lo único posible será que cambies tu plan de datos y si no concuerda, seguramente es que te han estafado.

Comprueba tu red WiFi

Sabrás que las conexiones WiFi son siempre más lentas que las de cable aunque si hay mucha diferencia entre ellas, el problema se encuentra en la red inalámbrica. Eso sí, puede que tu router esté en mala posición o que tengas demasiados dispositivos conectados.

Nuevo Servidor DNS

Al escribir cualquier dirección en un navegador web, ya sea de una web de apostas o de cualquier tipología, tu equipo convierte esa dirección en un sistema propio llamado dirección DNS. Existen ocasiones en las que los servidores que dan soporte a esas direcciones pueden estar experimentando problemas o estar completamente caídos.

Cada proveedor tiene sus propios servidores DNS y el más rápido es el que está físicamente más cercano a donde te encuentras y cambiar a estos servidores no es nada fácil. Eso sí, puedes buscar DNS alternativos a través de aplicaciones.

Optimización de tu navegador

Si tu conexión es lenta debes encontrar el problema que está haciendo que esto ocurra y esto puede llevarte un tiempo. Lo que tienes que hacer es navegar lo mejor posible. Para ello, optimiza el uso de tu navegador y trata de utilizar versiones HTML o móviles de páginas webs y que lo que hacen es desactivar las imágenes.

Asimismo, es recomendable que tengas a mano un segundo navegador web configurado para así consumir el mínimo de datos posible. También existen extensiones para tu navegador que comprimirán los datos antes de enviarlos.

¿Quieres navegar a la mayor velocidad posible? Entonces, no dudes en comprobar la velocidad de tu conexión real que contrataste a tu proveedor en primer lugar para así saber si no te han timado en lo que a relación calidad-precio se refiere. También puede que tu router no esté colocado en la mejor posición posible o que no tengas el servidor DNS más veloz del mercado. Tan solo has de realizar una serie de sencillas comprobaciones y en poco tiempo seguro que la velocidad de tu conectividad a Internet mejorará considerablemente.

Lee también: Éstas son 4 claves para cuidar tu salud financiera en e-commerce

 

Siguientes artículos

Durazo reporta reducción de militares en Guardia Nacional
Por

Militares y marinos han sido retirados de la Guardia Nacional conforma avanza el reclutamiento en este cuerpo, indicó el...