¿Cuál es el aparto más “tonto” con el que interactúas en casa? Meld piensa que es la estufa, y quiere ayudarte a hornear a la perfección.

 

Por Aaron Tilley

PUBLICIDAD

 

Conectar a internet objetos cotidianos como un foco o el aire acondicionado por lo general requiere la compra de nuevos aparatos “inteligentes” y el desecho de los viejos y “tontos”. Meld es una nueva startup en la industria del llamado “internet de las cosas” que te permite conectar tu estufa a tu smartphone sólo con una pequeña perilla.

El dispositivo de esta startup con sede en Seattle tiene un motor que ajusta automáticamente la temperatura en la estufa basándose en recetas específicas programadas en la app Meld. La perilla se conecta a un pequeño termómetro que tiene incorporado un bluetooth de bajo consumo energético. Los dos dispositivos funcionan en conjunto para obtener la temperatura exacta.

“Dicen que el horneado es una ciencia y la cocina, un arte, pero la parte de la temperatura de la cocción es algo muy científico”, dijo Jon Jenkins, CEO y cofundador de Meld. “Lo que tratamos de hacer es tomar la parte que es ciencia, en la que sabemos que los humanos no son buenos, y dejar que se concentren en su fuerte, la parte que es arte: el sabor.”

Lanzado esta semana en Kickstarter, el combo de perilla y termómetro cuesta 99 dólares en preventa y su precio regular será de 129 dólares. Llegará al mercado en el otoño. La perilla tiene siete adaptadores para que pueda ser instalada en prácticamente cualquier estufa de gas y, por supuesto, si no quieres tener una app para controlar la temperatura de la estufa, puedes simplemente usarla como una perilla más en la estufa.

En la app Meld seleccionas la receta que deseas y luego la cargas en la perilla, que tiene un procesador ARM de 32 bits y una tarjeta de memoria. Si tu teléfono no está cerca de la perilla, aún recordará la receta que está siguiendo.

Meld está aprovechando una reciente tendencia en el mundo culinario: la cocina de precisión, útil cuando se trabaja con proteínas, como la carne y los lácteos. Normalmente, el método de cocción de precisión se hace a través sous vide, que recurre a una bolsa de plástico y un baño maría para hacer que la carne y las verduras se cuezan exactamente a la temperatura deseada.

Jenkins se curtió en la industria tecnológica como ingeniero de software al frente de divisiones en Amazon y Pinterest. El otro cofundador, Darren Vengroff, también tiene experiencia en software, y pasó una temporada en Amazon, donde ambos se conocieron en 2004. Ellos idearon la compañía mientras recorrían su casa en busca del aparato “más estúpido” con el que las personas pudieran interactuar a diario. Eligieron la estufa.

Los dos cofundadores han financiado Meld con recursos propios desde el inicio, el año pasado. Después de la campaña de Kickstarter, que superó su meta de 50,000 dólares en menos de un día, también comenzarán a perseguir capital de riesgo. Eventualmente quieren trabajar en otros dispositivos de cocina conectados.

“Hay mucho por hacer en la cocina, muchos fabricantes hacen un gran trabajo en la manufactura, pero uno muy pobre en el software. Estamos aportando un poco de conocimiento de software para el dominio de la cocción. Es una zona fértil. Se puede hacer mucho con cosas como un microondas”, dijo Jenkins.

 

Siguientes artículos

Los más pobres, principales víctimas de la corrupción
Por

Solamente en infraestructura, México atraerá inversiones por alrededor de 300,000 millones de dólares en los seis años q...