El mercado laboral estadounidense sigue mostrando señales de solidez y respaldo a la economía, ya que el número de personas que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo la semana pasada aumentó ligeramente y por debajo de las estimaciones.

Los pedidos iniciales del apoyo estatal por desempleo subieron en 1,000, a una cifra desestacionalizada de 236,000, en la semana que terminó el 26 de agosto, publicó este jueves el Departamento del Trabajo.

Además, indicó que los datos de la semana previa fueron revisados para mostrar 1,000 solicitudes más que las informadas previamente.

Economistas consultados por Reuters proyectaban un alza de los pedidos de dicho beneficio a 237.000 para la semana pasada.

PUBLICIDAD
 

Siguientes artículos

Buena hora para dejar Expedia
Por

En un mundo donde la inteligencia artificial puede escribir las reseñas de hoteles, restaurantes, y viajes mintiendo, pu...