Por Vianny Solano

A la luz de las dificultades que enfrentan las mujeres en el mercado laboral para ascender a lo largo de la pirámide y jerarquización de puestos, conquistar posiciones más altas en la empresa y como herramienta crítica para su avance, hoy en día se echa mano de la mentoría para mujeres.

La mentoría es el gran compromiso de construir un proceso de crecimiento y desarrollo para alcanzar resultados significativos que implica el involucramiento del mentor con una persona o grupo comprometidos a lograrlo, afirma la coach y especialista en inteligencia emocional Janis Santaella. Este proceso puede ser individual y grupal y puede abarcar temas de vida como de negocios.

Este proceso funciona de manera similar al apadrinamiento, donde un ejecutivo senior apoya a uno junior, todo con el fin de traspasar su experiencia, trabajar las debilidades de ese gerente junior para convertirlas en fortalezas y así permitirle desarrollar su carrera de manera eficaz.

PUBLICIDAD

Su importancia se deriva de que una mentoría exitosa aumenta la autoestima, la seguridad y ayuda en la toma de decisiones, facilitando la interacción social. Esta práctica reduce el camino, agiliza los procesos y disminuye el riesgo de desvíos o pérdidas innecesarias.

Puedes leer: Las mujeres en la lista Forbes de los más ricos del mundo en 2017

La norteamericana Stacy Blake, experta en ese tema, dice que la mentoría se presenta como una herramienta crítica en el desarrollo de las carreras de mujeres.

Diversos estudios han arrojado que las mujeres que han podido contar con el apoyo de un mentor acceden casi siempre a mejores oportunidades que aquellas que no tienen el apoyo de alguien que les diga por dónde podrían continuar su desarrollo profesional y las que han participado en un programa de mentoría reportan mayores niveles de satisfacción y éxito en sus carreras profesionales, con los consecuentes beneficios para las corporaciones en las cuales se desempeñan.

Para ser un mentor o mentora se requiere tener un alto nivel de liderazgo, una mente abierta, tener y fomentar la disciplina, honestidad y transparencia, saber realizar las preguntas correctas y de forma asertiva, un alto nivel de comunicación y fluidez; así como excelentes relaciones interpersonales, señala Mirna Eusebio, Vicepresidente de Desarrollo de Productos y Mercadeo para Altice USA Business en Nueva York.

“Un pilar esencial es que el desarrollo de estas relaciones interpersonales estén basadas en la confianza y en lo genuino de la interacción”, enfatiza Eusebio.

El apoyo de los mentores ha demostrado ser una de las palancas más importantes de los emprendimientos, porque son tanto un factor profesional, como un apoyo emocional. “El 70% de los emprendimiento que cuenta con un mentor, sobrevive el doble del tiempo que las que no lo tienen. Por esto mismo, el gobierno ha de destinar diversos fondos para apoyar a las redes de mentores, y así potenciar el emprendimiento”, especifica el discurso “El argumento económico en favor de empoderar a las mujeres” de Christine Lagarde, directora gerente del Fondo Monetario Internacional, presentado en noviembre de 2016 en la cumbre de los líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC).

 

¿Cómo una líder puede ser mentora de otras mujeres?

Entre las claves que brinda Mirna Eusebio destacan:

  • Tomar la decisión de ayudar a otras. Esto implica comprometer parte de su tiempo para hacerlo, aunque no necesariamente significa tener un horario especial para coaching.
  • Tener seguridad en sí misma. La falta de seguridad genera miedo a ser
    desplazada por las demás e impide la transparencia.
  • Sea integral y ayude. El éxito no se basa en un puesto de trabajo y recibimos mayor satisfacción cuando ayudamos a otros.
  • Sea modelo y haga lo que dice. Ser modelo implica tener coherencia en lo que decimos con lo que hacemos.

*El tema de mentoría y liderazgo formará parte de los paneles del Foro Mujeres Poderosas de República Dominicana a realizarse el próximo 25 de mayo.

 

Siguientes artículos

AmCham apuesta por el liderazgo de mujeres ejecutivas
Por

Mónica Flores, presidenta de la cámara, presentó la segunda fase del Executive Women Development.