Un sondeo realizado entre 22 economistas mostró que la recuperación del sector inmobiliario de Estados Unidos será modesta el próximo año y que la desaceleración en los aumentos de precios de las casas impulsará a que ingresen al mercado nuevos compradores.

Reuters

Las ventas de casas usadas en Estados Unidos repuntarán el próximo año, aunque probablemente los precios de las viviendas no subirán, según un sondeo de Reuters a economistas que estimaron que el mercado inmobiliario del país extenderá su modesta recuperación.

PUBLICIDAD

Un crecimiento débil de los salarios, mayores tasas de interés y la falta de crédito disponible seguirán manteniendo fuera del mercado a algunos compradores, sobre todo los más jóvenes y aquellos que acceden a su primera vivienda. Según los encuestados, esos siguen siendo los principales riesgos.

De 22 economistas consultados entre el 17 de noviembre y el 1 de diciembre, 19 dijeron que describirían como “modesta” la recuperación del sector inmobiliario de Estados Unidos y sólo tres la calificaron de “robusta”. Ninguno de los economistas consideró que la situación fuera frágil.

El sondeo estima que el índice compuesto S&P/Case Shiller de precios de casas en 20 áreas metropolitanas cerraría este año con un alza del 5.0%, un nivel un poco más débil que en los 12 meses a septiembre, el último período del que hay cifras disponibles.

Los precios de las casas aumentarían sólo 4.0% en 2016, por debajo del 4.2% estimado en la encuesta de agosto, seguidos por la misma tasa de 4.0% el año siguiente.

El rango de estimaciones también fue estrecho. Nadie predijo una caída de los precios, ni un incremento de dos dígitos. Las proyecciones para 2016 variaron entre avances del 2.0 al 8.2%.

Según la encuesta, las ventas de casas usadas aumentarán a un ritmo de 5.50 millones de unidades en el actual trimestre, superando una estimación previa de 5.40 millones de unidades, manteniendo esa tasa en los primeros tres meses de 2016.

Casi todos los economistas consultados -18 de 22- dijeron que una merma en la propiedad de viviendas entre los jóvenes no implicaba un riesgo significativo para la economía, aunque la misma cantidad señaló que eso continuaría limitando al mercado inmobiliario. Algunos analistas indicaron que la desaceleración en los aumentos de precios de las casas debería ayudar a que ingresen al mercado los compradores de una primera vivienda.

En dos semanas, la Reserva Federal de Estados Unidos probablemente subirá la tasa de interés referencial por primera vez en casi una década, y continuaría con una serie gradual de alzas en 2016. Con todo, los economistas dijeron que las tasas de las hipotecas deben aumentar unos 200 puntos básicos desde donde están actualmente para restringir el mercado inmobiliario.

 

Siguientes artículos

smartphone
La startup que ‘borra’ el ruido de las redes sociales
Por

¿Te informas en Twitter? Nuzzel quiere llevar esa experiencia un paso más allá y hace una curaduría de noticias basándos...