Los subsidios por desempleo reanudaron su tendencia a la baja durante la semana que concluyó el 11 de julio, al caer en 15,000, a un total desestacionalizado de 281,000, lo que da señales sobre el fortalecimiento del mercado laboral.

 

Reuters

PUBLICIDAD

El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de subsidios por desempleo bajó más de lo previsto la semana pasada, apuntando a un mercado laboral sólido.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo bajaron en 15,000, a un total desestacionalizado de 281,000, para la semana terminada el 11 de julio, dijo el jueves el Departamento del Trabajo.

El declive revirtió la subida de la semana anterior y puso fin a tres semanas consecutivas de aumentos.

El dato de pedidos de seguro por desempleo suele ser volátil durante el verano boreal, cuando las automotrices normalmente cierran plantas de ensamblaje para mantenimientos anuales.

Sin embargo, algunas de las compañías mantienen la producción, lo que podría provocar desajustes en el modelo que usa el Gobierno para homologar el dato por fluctuaciones estacionales.

El promedio móvil de cuatro semanas para nuevas solicitudes, considerado una mejor medición de las tendencias del mercado laboral debido a que elimina la volatilidad semanal, subió en 3,250, a 282,500, la semana pasada.

Esta es la decimosexta semana consecutiva en que el promedio móvil de cuatro semanas se mantiene por debajo de 300,000, un umbral asociado usualmente con un fortalecimiento del mercado laboral.

Aunque el crecimiento del empleo se ha enfriado en comparación al ritmo robusto del año pasado, existen pocas dudas de que el mercado laboral está mejorando.

La tasa de desempleo actual es de 5.3%, a muy poca distancia del rango de entre 5.0 y 5.2% que la mayoría de los funcionarios de la Reserva Federal considera consistente con el empleo pleno.

El reporte de pedidos de subsidios por desempleo del jueves mostró que el número de personas que aún recibe beneficios tras una semana inicial de ayuda bajó en 112,000, a 2.22 millones, en la semana que terminó el 4 de julio.

La tasa de desempleo para personas que reciben beneficios por desocupación disminuyó a 1.6%, el nivel más bajo desde mediados de mayo, frente a 1.7% en la semana previa.

 

Siguientes artículos

¿Por qué la Ronda Uno no está muerta aún?
Por

Pese a que la primera subasta de bloques petroleros a compañías privadas decepcionó, el hecho de que compañías internaci...