En la subasta de valores gubernamentales de ayer es un hecho que el mercado siguió descontando (y presionando) un alza de la tasa de interés de referencia de Banco de México (Banxico), que hoy se mantiene en 3.75%. Los tipos treparon ayer a niveles que no se habían visto en más de tres años.

No es casual que las subidas se hayan dado más en los plazos de 91, 182 y 364 días, con movimientos de casi 50 puntos base (pb). Hay la expectativa correcta de que la inflación comenzará a repuntar. No hay duda. Es cierto que por el momento sigue en el fondo, pero a partir de aquí sólo le queda un sentido por tomar y es hacia arriba.

La tasa de Cetes a 28 días se ubicó en 3.90% –la más alta desde el primer trimestre de 2013– y continúa así con su tendencia alcista.

La próxima reunión de política monetaria de Banxico –en la que algunos analistas esperan que haga un anuncio de alza de tasas– será hasta el 30 de junio.

PUBLICIDAD

No obstante, en este espacio consideramos que dado el relativo “éxito” que tuvieron el banco central y la Comisión de Cambios en febrero, al sorprender con una subida de 50 puntos base en la tasa de interés interbancaria a un día y con la venta de dólares a discreción, apostamos a que repetirá la dosis.

De modo que no se sorprenda si en las próximas semanas –sobre todo si el dólar se aproxima a nuevos máximos históricos– la Comisión de Cambios, que encabeza el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, decide de nueva cuenta salir a inyectar dólares a los bancos para bajar el precio del billete verde.

Aquí le expliqué el lunes las razones por las cuales, a pesar de sus insinuaciones, de ninguna manera está garantizado que la Reserva Federal estadounidense levante los tipos el mes próximo. Pero lo haga o no, es un tema que debería ser irrelevante para Agustín Carstens, gobernador de Banxico, y para el resto de los integrantes de su Junta de Gobierno. Nuestro banco central lo tiene que seguir haciendo.

No pueden soslayar que el mercado ya ha dado su veredicto: las tasas tienen que seguir subiendo.

Banxico, en sus reuniones de marzo y mayo, dejó ir la oportunidad de escalarla en al menos 25 puntos base en cada encuentro. Ahora, si su Junta de Gobierno decide actuar, lo tendrá que hacer de nuevo en al menos otros 50 pb o decepcionará al mercado, pero en todo caso ya va tarde.

Eso sí, reiteramos que una intervención (manipulación) conjunta del gobierno y Banxico en el mercado cambiario quizá logre bajar un poco el precio del dólar como en febrero. Pero contrario a la opinión de algunos analistas, eso NO servirá para disminuir las apuestas especulativas contra el peso, sino que las elevará todavía más.

Los inversores aprovecharán la momentánea fortaleza del peso para liquidar sus posiciones en nuestra divisa y ponerse “largos” en el dólar. Harán bien.

Así que el resultado de manipular el mercado para atacar a los “especuladores” será más especulación, no menos. La fortaleza del dólar, reiteramos, no es coyuntural, sino síntoma de que la economía global, y de la mano los mercados bursátiles, no van por buen camino. No vale la pena quemar cartuchos de la reserva internacional por ahora. Harán más falta después.

Por favor, que alguien le diga a Carstens y Videgaray que un incendio no se combate con gasolina.

La cura para el dólar caro es… ¡el dólar caro! Que suba lo que tenga que subir y dejen actuar al mercado, que –gracias a las fuerzas de oferta y demanda– hace mucho mejor trabajo que todos ellos, por muy notables y brillantes que puedan ser (o creerse).

Si ha seguido este blog de seguro estará menos en el peso que antes y más en refugios seguros. Si no, aproveche cuando vuelvan a meter mano las autoridades financieras y monetarias para bajar al dólar, porque contra las fuerzas externas que anticipan una crisis futura, nada pueden hacer.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @memobarba

Facebook: Inteligencia Financiera Global

Blog: GuillermoBarba.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Banxico no descarta nueva intervención al mercado cambiario
Por

Agustín Carstens afirma que el banco central podría tomar medidas extraordinarias en caso de una apreciación excepcional...