La oficina mexicana del líder indiscutible del comercio electrónico en Latinoamérica tiene nueva administración, y está decidida a  poner en línea a todas las empresas de retail en el país.

 

Cuando Marcos Galperin volvió a Argentina después de estudiar su MBA en Stanford con la idea de crear una tienda en línea, y le contaba a la gente lo que pensaba hacer, todos lo tildaron de loco. Era 1999 ¿quién en su sano juicio confiaría en una persona que no conocía y le pagaría para que le enviara un producto que no había visto nunca? Quince años más tarde, a través de MercadoLibre se venden 7,300 millones de dólares anuales.

En el sitio de comercio electrónico hay más de 100 millones de usuarios. Sin embargo, que el servicio sea usado por uno de cada seis latinoamericanos sólo significa que existe un mercado potencial por alcanzar, dice Ignacio Caride en la primera charla que sostiene con Forbes México desde que asumió como nuevo director de la oficina de México, hace poco más de un mes.

PUBLICIDAD

Pare este argentino recién desempacado de Venezuela, en donde dirigía las operaciones de la multinacional, el potencial económico de MercadoLibre es tan significativo que integrar a las pequeñas y medianas empresas al ecosistema del comercio electrónico no sólo es una gran oportunidad de negocio, sino casi una obligación moral.

La plataforma ha funcionado como una alternativa para millones de personas que ven en ella una entrada adicional de dinero, pero para 145,000 usuarios se trata de su única fuente de ingresos. Esa cifra hace de MercadoLibre, al menos en los números, uno de los empleadores más grandes de la región. Ese impacto se puede amplificar incluyendo a las Pymes.

“No habrá ningún país que se salve del comercio electrónico. Cualquier empresa de retail chica, mediana o grande que en los próximos dos años no se suba a Internet estará garantizando su fracaso. Será muy difícil para ella subsistir”, asegura Caride.

 

Tienda en línea para todos

La estrategia, explica, recae en un producto llamado Tiendas oficiales, con el cual las empresas de todos tamaños pueden tener su tienda dentro de MercadoLibre:

“A través de Tiendas oficiales los usuarios podrán comprar directo a las marcas, eso dará mayor certeza de la calidad del producto, del precio (eliminamos los intermediarios), les dará una garantía oficial. Además, a las marcas les ayuda a abrir un canal de ventas eficiente y enorme, así como a proteger la imagen y el cuidado de la venta de su producto en Internet.”

Este modelo de negocio ya ha tiene tiempo funcionando en Brasil y Argentina, donde ha demostrado su efectividad. En México varias compañías también lo han adoptado desde que se emprendió el programa piloto hace algunos meses, GoPro, ElectrobikeSkullcandy y Blockbuster son sólo algunas de ellas. Se trata de una alternativa que ahorra a las marcas el tiempo y esfuerzo de instalar una tienda en línea al tiempo que los pone en una plataforma con 100 millones de usuarios.

Tiendas oficiales es parte del portafolio de soluciones de comercio electrónico de la compañía, junto a MercadoShops (la plataforma de tienda en línea para empresas) y MercadoPago (el sistema de pagos en línea que además permite pagar en bancos y tiendas Oxxo). “Abrir su tienda en MercadoLibre permite a las marcas empezar a vender desde el día uno”, dice Caride, y añade que la estrategia además mejora la calidad y la atención de los compradores hacia los vendedores.

Hay un reto dentro de ese modelo, Caride reconoce que hay un número indeterminado de Pymes que ya vende a través de la plataforma desde hace años pero lo hace bajo una cuenta vinculada a un usuario individual. “Hacia esa gente estamos yendo, ‘ya tienes experiencia, sabes de qué se trata, hagámoslo oficial’”.

Hay otros casos en los que algunas marcas, por su estructura, no pueden vender al usuario final, así que le dan autorización a un revendedor oficial para manejar la tienda oficial. Por el momento, ese modelo está en proceso, y la empresa espera ponerlo en marcha en los próximos meses.

El ritmo de adopción no es algo que preocupe a Caride: “Lo importante es atraer a uno de cada segmento, después el resto de subirá solo. En Argentina y Brasil echamos a andar el programa hace tiempo y ha tenido muy buenos resultados. Hay algunos países en los que vamos por vendedores grandes, lo cual toma su tiempo, en otros vamos por los pequeños, que son más fáciles de integrar. En México vamos por todos.”

 

¿A un clic de distancia? No siempre

Para Caride “hoy todos pueden acceder a la misma gama de productos a los mismos precios dentro de un país. Eso es lo que nosotros llamamos la democratización del comercio electrónico, bajamos la barrera de acceso a todo el mundo.”

Sin embargo, reconoce que además de la bancarización y la penetración de Internet, el tema de infraestructura es uno de los principales obstáculos que enfrenta el e-tail:

Este tema varía mucho de país en país, especialmente en México y Brasil, donde las distancias son grandes, “está bien resuelto, pero no al nivel óptimo, como en Estados Unidos donde en 24 horas puedes tener tu compra. Es inevitable que el comercio obligará a solucionarlo aún mejor. El gran desafío es que la logística es el único proceso que no puede digitalizarse. El camión tiene que llegar a la puerta de tu casa. Punto.”

En Argentina y Brasil la empresa ya tomado cartas en el asunto, y el directivo adelanta que hay planes de hacerlo eventualmente en México. La idea es “controlar los tiempos”, asegura. Hoy MercadoLibre junta a comprador y vendedor, resuelve el pago con MercadoPago y después ambas partes deben ponerse de acuerdo sobre cómo enviar el producto. “Lo que estamos haciendo en Brasil y Argentina es que el método de entrega lo decidimos nosotros.”

La idea, detalla, es hacer convenios con empresas de paquetería para facilitar la entrega al tiempo que se da seguimiento al producto. “Eso nos permitirá cerrar la experiencia total de compra. Además vender por Internet es mucho más barato para el comercio. Hoy mantener una gran tienda tiene un costo altísimo y el comercio electrónico ahorra todos esos gastos.”

Del lado del consumidor también hay ahorros: “Damos por sentados los gastos asociados a la experiencia de compra física que damos por sentados. Tomar el auto, invertir tiempo, pagar gasolina, estacionamiento, esa clase de cosas bien pueden valer más que el costo de envío de algo comprado en línea.”

Lo que sigue, afirma el ejecutivo, es dar un salto en el tema de pagos, para lo cual ya alistan una solución, la cual será anunciada en las siguientes semanas:

“Vamos a eliminar el 90% del problema del pago en Internet con tarjeta de crédito para las personas que dicen yo tengo miedo de poner mis datos y que me roben. No habrá más excusas. Es algo que en Mercado Libre no podemos sentarnos a esperar que los bancos lo resuelvan. No lo van a hacer.”

 

Un conocedor de la región

Para Caride, de 36 años, México es la tercera parada en MercadoLibre, empresa a la que se unió en 2005. Primero fue la cabeza en Colombia y después en Venezuela, en donde, dice, le tocaron dos años “muy complicados políticamente”.

En México, el tercer país en importancia de operaciones, detrás de Brasil y Argentina, y el de mayor potencial, este argentino comanda un equipo de 130 personas, incluyendo ya al staff de Guíadeinmubles.com, empresa comprada por MercadoLibre a inicios de 2014.

“América Latina es nuestro mercado, es donde somos especialistas y líderes en cada uno  de los países donde estamos. Es la región que más está creciendo en el mundo en cuanto a acceso a Internet y desarrollo económico. Tenemos un potencial de crecimiento inmenso. Somos 650 millones de personas en la región y casi 100 millones registrados en Mercado Libre, podemos multiplicar por seis nuestra base.”

En 2013 se vendieron a través de Mercado Libre 83 millones de productos (de entre 21 millones de artículos enlistados) por un total de 7,300 millones de dólares. A través de Mercado Pago pasaron alrededor de 2,400 millones de dólares. Se trata de un monstruo del comercio electrónico sin un competidor cercano.

Hace un par de semanas eBay, el gigante estadounidense (y accionista mayoritario en MercadoLibre con el 18% de los títulos), lanzó su servicio en español y portugués apuntando a crecer su base de dos millones de usuarios en la región. A Caride no le quita el sueño:

“Por ahora no creo que eBay desembarque físicamente en Latinoamérica porque no conoce la idiosincrasia, hay una diversidad cultural enorme. No es lo mismo tener operaciones en Brasil, que en Chile, Colombia, Venezuela o México. En eso sí somos especialistas nosotros.”

La diversidad cultural es innegable, pero también hay grandes similitudes, como la creciente adopción de la tecnología móvil. “El 30% del tráfico de Mercado Libre proviene de smartphones. Las experiencias de navegar en los teléfonos van mejorando muchísimo y ése es uno de nuestros focos: atacar esa experiencia de navegación.”

MercadoLibre nació para ser usado en una pantalla de computadora, reconoce, así que ahora el reto es meter todas las funcionalidades en una pantalla de 5 pulgadas. “Hoy los programadores desarrollan primero para celular y luego lo llevan a la pantalla, hace dos años era al revés.”

 

Orgullo local

Caride, quien ha dedicado los últimos 9 años de su vida a la compañía, dice con orgullo: “Hemos logrado crear una empresa que hoy le pelea a cualquiera de igual a igual con capital humano latinoamericano, eso es todo un desafío.”

Y, si bien reconoce los avances que ha tenido MercadoLibre, no se duerme en sus laureles:

“Hay cada vez más competencia, los competidores son cada vez más profesionales, y sobre todo hay cada vez más fondos de inversión apoyando proyectos en Latinoamérica, algo que hace algunos años no pasaba. Pero creemos que nuestro expertise y nuestra historia nos ayudará a mantener ese liderazgo. Es ahí donde está lo divertido.”

 

Siguientes artículos

Detectan una necesidad y surge negocio exitoso
Por

Sólo hay que detectar una necesidad y encontrar la fórmula correcta para satisfacerla a través de la web, que es una fue...