Las expectativas apuntan a que el Comité Federal de Mercado Abierto será mesurado con los recortes a las compras de bonos desde su ritmo actual de 85,000 mdd al mes.

 

Reuters

SIDNEY.- Los mercados asiáticos mantenían la sangre fría el miércoles contando con que la Reserva Federal de Estados Unidos sólo reducirá de manera modesta su estímulo más adelante en el día, aunque todos los activos eran vulnerables a cualquier atisbo de línea dura del banco central más poderoso del mundo.

PUBLICIDAD

Las expectativas apuntan a que el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por su sigla en inglés) será mesurado con los recortes a las compras de bonos desde su ritmo actual de 85,000 millones de dólares (mdd) al mes, mientras que también busca asegurar a los inversores de que el día de un ajuste real de su política sigue siendo distante.

Eso mantiene el dólar cerca de un mínimo en cuatro semanas frente a una canasta de otras seis divisas y el euro subía hasta 1.3360 dólares.

Contra el yen, el dólar cotizaba en 99.20 unidades cerca de la mitad de su rango reciente de 98.45 a 100.62 unidades.

Luego de meses de especulación sobre las intenciones de la Fed, la precaución se imponía en la mayoría de los mercados de valores antes de la decisión que se avecina, con el índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas bajando levemente un 0.2%. Las acciones de Shanghái cayeron un 0.2%.

En Japón, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio saltó de un 1.35%, después de alcanzar su nivel más alto desde fines de julio.

Para la Fed, el consenso apunta a una reducción en torno a 10,000 y 15,000 mdd al mes, con todas las compras concluyendo a mediados del próximo año. Sin embargo, incluso ese calendario prudente dependería de si la economía exhibe un desempeño tan bueno como se ha previsto.

Con un resultado de este tipo descontado en buena parte, los bonos del Tesoro y el dólar podrían subir. Una reducción más lenta tendería a beneficiar a bonos y acciones, pero dañaría al dólar.

La mayor reacción vendría probablemente si la Fed reduce su estímulo de forma más agresiva, lo que llevaría al mercado a descontar un inicio anticipado de las subidas de tasas.

Eso sería especialmente doloroso para los países de mercados emergentes que dependen del capital extranjero para financiar el déficit en cuenta corriente, con la India e Indonesia entre los más vulnerables.

Sin embargo, los operadores advirtieron contra una reacción precipitada, ya que hay varias partes móviles en juego.

Para las materias primas un resultado más moderado de la Fed sería más favorable para los precios. Los futuros del cobre se afirmaban un 0.5% en 7,109.75 dólares la tonelada el miércoles, aunque aún están un 11% a la baja en lo que va del año.

El oro al contado retrocedía a 1,297.89 dólares la onza.

El crudo Brent para entrega en noviembre bajaba 16 centavos a 108.03 dólares el barril, pero el petróleo estadounidense para entrega en octubre sumaba 27 centavos, a 105.69 dólares el barril.

 

Siguientes artículos

Recursos humanos y cambio estratégico empresarial
Por

En un momento en el que las empresas o se adaptan al mercado o mueren, los departamentos de Recursos Humanos toman un pa...