Investing.- Muy malo. Así fue el primer trimestre del 2020 para el peso. Entre enero y marzo, la moneda local se depreció 25.28%, de acuerdo con cifras disponibles en nuestra plataforma Investing.com México. Un alivio pensar que ya el primer trimestre terminó; pero ¿podría ser peor el segundo que apenas inicia?

Los peores momentos del primer trimestre, para el peso, se concentraron en marzo, mes en el que vivió episodios tan negativos que lograron lastrar con el terreno ganado en los dos meses anteriores. Pero también es cierto que marzo fue un mes negro para casi todo el mundo, tanto para la mayoría de las bolsas globales, como para la mayoría de las monedas; todo eso debido a los impactos que poco a poco ha ido dejando el coronavirus en su expansión por todo el globo terráqueo.

En marzo, vimos al dólar dispararse hasta los 25.45 pesos, su peor nivel histórico después de haber registrados mínimos de 18.52 pesos por dólar el 17 de febrero. Solo en ese rango de fechas la moneda local perdió 35% de su valor.

Dadas las condiciones del contexto, y después de un desplome de 25% en los primeros tres meses del año, ¿qué podemos esperar del peso para los siguientes meses?

El enemigo sigue a la vista

No necesitamos tener una bola de cristal para afirmar que el panorama no es precisamente alentador. El virus sigue avanzando, afectando a Estados Unidos -el mayor socio comercial de México- de peor forma que a cualquier otro país. Las actividades económicas siguen paralizándose a medida que avanzan los contagios. Justamente es lo que ocurre dentro de México, en donde ya tenemos 1,510 casos confirmados de Covid-19 y 50 muertes, de acuerdo con el último corte de la Secretaría de Salud del viernes 2 de abril en la noche.

Te recomendamos: Gobierno devolverá IVA a empresas lo antes posible: AMLO

La gran pregunta que la mayoría nos hacemos desde el confinamiento de nuestros hogares es cuándo llegará el pico de contagios, cuándo veremos aplanarse esa curva que ha sido difícil de dominar en otros países como España o Italia. Además de las preocupaciones sanitarias que esto genera en todos los que vivimos aquí, se añade que la volatilidad, la peor enemiga de los mercados, persiste en el ambiente.

Y todas esas son muy malas noticias para el peso mexicano, que entra al segundo trimestre del año con una significativa debilidad. Veamos algunas perspectivas tanto oficiales, como de analistas del mercado de Forex y especialistas financieros sobre este importante tema.

Perspectivas de Banxico

Uno de los elementos de mayor valor para aproximarnos a una idea de qué esperar del peso en los siguientes meses la dio ayer el Banco de México a través de su sondeo de expectativas, comunicando lo que 35 analistas del sector privado esperan sobre el tipo de cambio, así como de otros indicadores económicos para México.

La expectativa de la mediana de los analistas es que el dólar estadounidense cierre el año 2020 en 21.95 pesos mexicanos. Este nivel es inferior al que ellos mismos pronosticaron en la encuesta anterior, divulgada en febrero, cuando proyectaban un panorama optimista de 19.50 pesos por dólar. Pero ya sabemos que un dólar a 19 pesos es casi ya cosa del pasado. Y, claro está, en ese momento el panorama no se había tornado tan negativo como ahora.

Perspectivas de analistas del mercado Forex

Más que negativo, el panorama resulta ‘incierto’, en palabras de Karl Praz, trader independiente y mentor en Forex en Bull&Bear Trading Room & Academy de México.

En una visión a corto plazo, es decir, particularmente para el mes de abril, plantea dos escenarios posibles para el peso mexicano: el optimista y el pesimista.

“El análisis de gráficos nos da pistas interesantes, y nos va dando mayor claridad de acuerdo con los patrones que detectemos. Uno de ellos nos indica que si el tipo de cambio rompiera el nivel de 22.80 pesos por dólar, muy probablemente podría seguir bajando, incluso pudiendo llegar a niveles de 20 pesos por dólar. Difícil de creer en este momento, pero no por ello imposible”, comenta Praz sobre el escenario optimista.

Pero el otro posible escenario es más pesimista, en donde el tipo de cambio rompe la barrera de los 25.40 pesos por dólar. “Esto podría llamar a una depreciación momentánea del peso menos acelerada que la inicial, pero pudiendo llegar a tocar los niveles de 26 pesos por dólar, para regresar después cerca a los niveles cambiarios actuales”, comenta.

Por lo pronto lo más probable es que se mantenga oscilando en los niveles de 24 y 23 pesos por dólar.

Recuperación de EU será clave

Ahora bien, en una visión de mediano plazo, particularmente para los meses de mayo y junio, Praz plantea que el desempeño del tipo de cambio podría depender del tiempo en que Estados Unidos logre recuperarse del impacto de la pandemia, tomando en consideración que, si allá entraron en crisis antes que México, deberían poder salir adelante antes que nosotros también.

“Estados Unidos, al igual que México, está pasando por situaciones muy complicadas y difíciles en estos momentos, cada uno en diferentes fases de la pandemia. Todo apunta a que tan solo por este hecho, Estados Unidos comenzará a reactivar su economía antes que nosotros, y esto seguramente tendrá impacto en el tipo de cambio más adelante”, comenta Praz.

Para él, mayo será el mes más difícil para México. “El tipo de cambio estará en 24 pesos por dólar, para bajar a 23 pesos en junio”, agrega el trader.

¿Por qué particularmente en mayo el tipo de cambio continuar presionado en 24 pesos por dólar? Porque podría ser en mayo cuando veamos una recuperación de Estados Unidos, justo cuando, probablemente, tengamos en México el pico de contagios y muertes por coronavirus. Si esta premisa se confirmara, entonces el dólar podría verse fortalecido en mayo, debilitando al peso mexicano.

“De nosotros depende en estos momentos lograr frenar lo más posible la expansión de la pandemia en México, porque de ello dependerá también la velocidad de recuperación y reactivación de nuestra propia economía, además de, por supuesto, proteger el mayor número de vidas”, comenta Praz.

En búsqueda del equilibrio

Para Jorge González, trader de Forex por más de 17 años y fundador de EntendiendoForex.com, la moneda local se encuentra en una búsqueda de equilibrio en medio de un momento de gran volatilidad.

“Los mercados, cuando explotan, crean mucha distorsión de precios, se pierde la profundidad ocasionando volatilidad. Una vez que se empiezan a ver datos claros, sean buenos o malos (lo importante es quitar la incertidumbre), entonces veremos mayor profundidad; eso da mayor orden a los precios y reduce la volatilidad. Creo que podemos caer en esa etapa en estos meses que vienen y formar el equilibrio que pudiera ser tendiente a los 23 pesos”, explica.

En un análisis técnico, podemos observar que el peso mexicano ya registró un nivel máximo de 25.45 por dólar en uno de los momentos de mayor estrés en los mercados, que se encontraba en búsqueda de dólares. Ese debe ser el techo. “Y, en caso de pasarlo, podríamos ver un nivel de 26.50, pero ya sería complejo pasar de esos niveles en los siguientes tres meses”, explica.

Factores que incidirán

Adicional a lo anteriormente expresado, hay cinco factores que serán claves para el desempeño del peso en los próximos meses, para Jorge González:

La volatilidad que, aunque sigue siendo muy alta, ha mostrado signos de que viene en bajada y puede darle orden al mercado.

Las líneas de SWAP que se abrieron con varios bancos centrales, que ayudarán a que las economías (como la mexicana) accedan a dólares por esa vía, sin tener que acudir mercado spot.

Sigue las noticias del mundo de la economía y los negocios en Forbes México

La incertidumbre sobre cuánto tiempo se extenderá la crisis y cuánto tiempo le llevará a México retomar las actividades económicas, que genera inquietud en los mercados de capitales.

La inyección de liquidez que, de no llegar a todos o no ser suficiente, podríamos pasar de una crisis de liquidez a una crisis de deuda y default, donde se pueden incrementar los riesgos de los mercados y la volatilidad. “Incluso el 26.50 pesos por dólar se quedaría corto”, dice.

La baja de calificación de la deuda soberana por parte de diferentes calificadoras, que no ayudará a que podamos ver un regreso importante cuando los mercados recuperen la calma.

Un escenario más pesimista

Los analistas de Grupo Financiero de Banco Base manejan un escenario incluso más pesimista que los anteriores, altamente relacionado con el desempeño de la volatilidad que veamos en los siguientes meses.

El escenario central de Banco Base es de un tipo de cambio de 27 pesos por dólar al cierre del año si la volatilidad se ubica en 16%. El escenario pesimista de 29 pesos por dólar si la volatilidad sube al 20%. Y finalmente el escenario optimista, con un dólar a 22 pesos si la volatilidad disminuye al 14%.

Acostumbrarse a la volatilidad

Al momento de terminar de escribir este artículo (11:45 am hora mexicana) la cotización del dólar se ubicaba en 24.1862 pesos. Es el nivel en el que más o menos ha estado cotizándose en los últimos días.

El comportamiento de la moneda está atado a múltiples factores que hoy vemos en alta volatilidad y que no parecen toda la calma que se requiere para un equilibrio.

Veremos cómo se desempeñan los acontecimientos en los próximos días, teniendo a la mano la cotización en tiempo real del peso mexicano que ofrecemos en Investing.com para observar las reacciones.

¿Qué espera usted que ocurra con el tipo de cambio en este segundo trimestre del año?

 

Siguientes artículos

AMLO giras
‘Ya tomé la decisión’; AMLO retomará giras por México en pleno pico de coronavirus
Por

Pese a no contar con el aval explícito de las autoridades sanitarias, López Obrador visitará el sureste del país.