Desde que se registrara mínimos el 23 de marzo, el repunte de las acciones de Apple (NASDAQ:AAPL) ha sido notable. Las acciones han subido más de un 50% desde entonces y alrededor del 10% en términos anuales. Actualmente en 318.89 dólares, las acciones están a punto de superar sus máximos históricos de cierre, registrados en 327.20 dólares el 12 de febrero de 2020, justo antes de que la pandemia golpeara la economía global.

A medida que se desarrolla este repunte generalizado en el mercado, la gran pregunta de cara al futuro es si esta tendencia alcista es sostenible y si es el momento de posicionarse en largo en las acciones de Apple? Posiblemente no.

Los riesgos para el fabricante del iPhone, ordenadores personales, tabletas y wearables están en aumento. Tal vez el mayor desafío de la compañía en este momento es el resurgimiento de la disputa comercial entre Estados Unidos y China. El último golpe a los ya tensos vínculos entre las dos mayores economías del mundo llegó cuando el presidente Donald Trump amplió este mes sus esfuerzos para impedir el acceso de Huawei Technologies al mercado estadounidense y a los proveedores estadounidenses.

Sigue la información sobre la economía y los negocios en Forbes México

Trump ha renovado por un año la emergencia nacional que prohíbe a Huawei y a una segunda compañía china de telecomunicaciones, ZTE Corp (HK:HK:0763), vender sus equipos en Estados Unidos.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha ampliado su llamada lista de entidades, que restringe el acceso a la tecnología y otros artículos estadounidenses, incluyendo 24 empresas y universidades chinas. La relación entre Estados Unidos y China ha empeorado drásticamente en los últimos, ya que Trump culpa a China de haber gestionado mal la pandemia del coronavirus que hasta ahora ha matado a unas 100,000 personas en Estados Unidos y ha bloqueado su economía.

Entidades poco fiable

Hu Xijin, el influyente editor del Global Times, que tiene estrechos vínculos con el Gobierno chino, ha advertido en un tuit que China podría declarar a Apple, Qualcomm (NASDAQ:NASDAQ:QCOM) y Cisco (NASDAQ:CSCO), como entidades poco fiables y dejar de comprar aviones de Boeing (NYSE:NYSE:BA).

El ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, dijo el domingo que Estados Unidos estaba empujando las relaciones hacia una “nueva Guerra Fría”, mientras los políticos estadounidenses condenan a Pekín tras su última medida para imponer una ley de seguridad nacional a Hong Kong.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Dado que Apple ha construido una gran red de proveedores en China, en los últimos años, con el fin de reducir los costes, se ha convertido en una de las acciones más expuestas del país asiático. El gigante tecnológico con sede en Cupertino, California, emplea a unos dos millones de personas dentro de la cadena de suministro de Apple, además de un número similar de trabajadores tecnológicos ocupados en el desarrollo de aplicaciones de Apple. La compañía diseña y vende la mayoría de sus productos en Estados Unidos, pero los importa de China tras el montaje.

Más allá del riesgo de China, algunos analistas también tienen dudas acerca de si el gigante tecnológico se recuperará rápidamente de la caída que se produjo como resultado de la pandemia.

Goldman Sachs (NYSE:GS), en una nota reciente, ha rebajado la calificación de Apple de neutral a venta, alegando la ralentización de la demanda de iPhone, pues los usuarios se aferran a los teléfonos más tiempo, así como el estancamiento del crecimiento de los servicios. La firma también está sufriendo un impacto persistente en los precios, ya que Apple es incapaz de cobrar más por sus smartphones.

Sigue la información de los Negocios en nuestra sección especializada

El analista Rod Hall ha dicho que le preocupa el retraso del lanzamiento del iPhone 5G, que se ha considerado uno de los principales impulsores del crecimiento de cara al futuro. “La limitación de los viajes a escala mundial en este punto crucial del proceso final de ingeniería y producción del iPhone 2020 de Apple podrían dar lugar a un retraso del lanzamiento este año”, explica.

Durante la presentación de sus resultados del primer trimestre el mes pasado, Apple se abstuvo de ofrecer un pronóstico por primera vez en más de una década debido a las continuas complicaciones del Covid-19.

En conclusión

Los próximos días serán cruciales para la sostenibilidad del repunte de las acciones de Apple pues los inversores comienzan a tener en cuenta sus expectativas de la gravedad del riesgo de China. Las acciones ya ofrecieron un bajo rendimiento en el apogeo de la guerra comercial el año pasado y eso podría repetirse si aumenta la tensión entre ambas potencias económicas.

Por Haris Anwar | Investing.com.

Forbes Conecta
 

Siguientes artículos

Disney World reabre con uso obligatorio de mascarillas y con Mickey a distancia
Por

Aunque Florida se convirtió en un epicentro de coronavirus al reportar 109.000 nuevos enfermos en las últimas dos semana...