Hoy más que nunca, el crecimiento mundial depende de Estados Unidos, y la dependencia de un único país o de una región conlleva un mayor riesgo.

 

 

¿El vaso está medio lleno o medio vacío? Unos lo ven de una manera; otros, de otra. Sin embargo, los mercados a menudo pueden saltar rápidamente del optimismo al pesimismo, y viceversa. Este mes los mercados mundiales de renta variable han registrado la mayor corrección en más de dos años, aun cuando los fundamentales de la economía y de las empresas no han sufrido un gran deterioro.

Nuestra estrategia no espera ni pretende poder anticiparse sistemáticamente y con precisión a los cambios en el ánimo del mercado. En nuestra opinión, tratar de hacerlo podría tener buenos resultados en algunas ocasiones, pero probablemente resulte una estrategia costosa a lo largo del ciclo económico. Una estrategia de inversión sólida supone una buena diversificación, límites adecuados de exposición al riesgo, reequilibrio periódico, y un posicionamiento táctico que pueda beneficiarse durante periodos en que los mercados vean la mitad del vaso lleno, pero que también esté relativamente protegido cuando los mercados ven el vaso medio vacío.

 

Análisis de lo sucedido el mes pasado

Durante el mes pasado, además de la corriente masiva de venta en los mercados accionarios, los principales bonos de deuda pública repuntaron.

Sin embargo, sobresalieron tres cosas:

  • El índice VIX de volatilidad implícita –que mide el precio de un seguro contra oscilaciones del mercado– cerró en un nivel más alto que los registrados durante la crisis de la zona euro en 2012, y estuvo en el mismo nivel que cuando el terremoto de Japón en 2011.
  • Los movimientos extraordinarios en el mercado de deuda en los EE.UU. sugieren que posiblemente la situación se haya visto agravada por una combinación de negociación sistemática y bajos niveles de liquidez en el mercado. Por ejemplo, a las cifras ligeramente decepcionantes de las ventas minoristas mensuales de los EE.UU. siguió una caída del orden de 35 bps en los rendimientos de títulos del Tesoro a 10 años, el segundo mayor movimiento desde 1989.
  • La venta masiva de petróleo continuó, y el mercado parece estar poniendo a prueba la determinación de los productores de petróleo, como puso a prueba a algunos gobiernos de la zona euro en 2011 y 2012. Al momento de escribir este artículo, el petróleo sigue cotizando por debajo del nivel medio de equilibrio fiscal estimado para algunos miembros de la OPEP, y para Rusia.

Los tres movimientos del mercado sugieren que los ánimos tuvieron mucho que ver en la corriente de venta. Pero esto no significa que el ánimo deba desestimarse como algo pasajero. Un deterioro puede llevar a los mercados financieros a mantener una posición relativamente frágil durante un periodo de tiempo y que sea más susceptible de lo habitual a sufrir conmociones. En consecuencia, debemos prestar atención a las cosas que alteran los mercados.

 

¿El vaso medio vacío?

La volatilidad de los mercados de renta fija reavivó la preocupación por la liquidez. Si bien la liquidez ciertamente se ha deteriorado, una preocupación más fundamental radica en que los EE.UU. puedan quedar como la única fuente de inspiración económica positiva en el mundo. En consecuencia, los datos estadounidenses, aunque sólo fueron ligeramente inferiores a las estimaciones del consenso, tuvieron un impacto desproporcionado en el ánimo de los inversores. A todas luces, el crecimiento mundial depende hoy, más que nunca, de los EE.UU., y la dependencia de un único país o de una región conlleva un mayor riesgo. Si bien no fue la causa principal de la corriente masiva de ventas el mes pasado, lo cierto es que el virus del ébola comenzó a infectar a personas fuera de África. En tanto no se controlen los temores, esta enfermedad lastrará la confianza.

 

¿El vaso medio lleno?

Pero ¿qué hay de los factores fundamentales? En este punto, la visión del vaso medio lleno que ha prevalecido durante gran parte de los últimos tres años, no se ha visto destruida en absoluto.

A pesar de los temores en torno de la falta de liquidez, los mercados de bonos corporativos se mantuvieron ordenados, los diferenciales entre precios vendedor y comprador se mantuvieron ajustados, y la corriente de ventas en el mercado de bonos de alta rentabilidad produjo volúmenes superiores a la media. Esta situación se diferencia de la corriente de ventas de 2008-09, cuando los volúmenes negociados eran bajos.

Seguimos viendo la mitad del vaso lleno. Como los mercados han revisado sus expectativas de crecimiento mundial a la baja, el margen de sorpresas positivas es ahora más amplio. El mes pasado nos recordó la rapidez con que las percepciones pueden cambiar en un entorno de crecimiento más lento. El ánimo es una fuerza poderosa, y si persiste el pesimismo durante un periodo prolongado puede finalmente traducirse en fundamentales más débiles, debido a un deterioro de la confianza empresarial y del consumidor.

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Microsite: UBS

 

 

Consideraciones legales. El presente artículo ha sido preparado por el equipo de análisis de Wealth Management Research de “UBS A.G.” y adaptado por Adolfo Acebras, Analista para México de UBS Asesores México, S.A. de C.V. (en adelante, “UBS Asesores” y en conjunto con UBS AG, “UBS”).
UBS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente artículo y no garantiza de manera expresa o tácita, la fiabilidad o integridad de la información, así como tampoco garantiza que estas estimaciones o proyecciones serán cumplidas. Los resultados finales variarán de las proyecciones y dichas variaciones podrían ser sustanciales. La información contenida en el presente artículo no es ni debe ser considerada como una promesa o garantía con respecto al pasado o al futuro. Toda la información, opiniones y precios establecidos en este documento, son actuales únicamente al momento de su publicación y pueden ser alteradas sin previo aviso. UBS expresamente rechaza cualquier responsabilidad derivada del uso del presente documento. Es importante destacar que los valores referidos en este artículo por los autores fueron valuados sobre la base de precios aproximados y de mercado utilizados comúnmente por la banca.
Esos valores deberán considerarse como únicamente indicativos y UBS no está obligado para con ellos. Este artículo no debe ser interpretado como una oferta de adquisición o venta de valores o instrumentos financieros relacionados por parte de UBS, ha sido preparado exclusivamente con fines informativos y  su contenido no debería interpretarse como una recomendación o asesoría legal, tributaria, contable o de inversión para persona determinada. Ningún acto o decisión de inversión, enajenación u otro acto o decisión financiera, debería basarse exclusivamente en la información contenida en el presente artículo. Por lo anterior, este documento no substituye el análisis de riesgo que cualquier persona debe hacer antes de tomar una decisión de inversión UBS Asesores México, S.A. de C.V. es una subsidiaria indirecta de UBS AG Suiza.
UBS Asesores México, S.A. de C.V. es un asesor en inversión constituido de conformidad con la Ley de Mercado de Valores, no es una institución de crédito y se encuentra impedido a recibir depósitos o mantener valores en custodia.
UBS Asesores México, S.A. de C.V. no forma parte de UBS Grupo Financiero, S.A. de C.V. ni de ningún otro Grupo Financiero Mexicano y sus obligaciones no se encuentran garantizadas por ninguna tercera parte.
UBS Asesores México, S.A. de C.V. no ofrece rendimientos garantizados.

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Obligados a lo imposible
Por

Se trata de tomar el timón y decidir desde hoy qué futuro queremos enfrentar. Dicho así, no suena tan imposible…...