El auto concepto del fabricante alemán, revelado en el marco del CES de Las Vegas, está pensado más como un “retiro privado” que como un simple medio de transporte.

 

Por Alicia Adamczyk

Los wearables y las bocinas de alto rendimiento no fueron los únicos aparatos en exhibición en el Consumer Electronics Show en Las Vegas esta semana. Mercedes-Benz se robó el show con la presentación del F 015 Luxury in Motion, su elegante auto concepto de conducción autónoma que dará al coche autónomo de Google una seria competencia.

PUBLICIDAD

Mientras que el diseño del gigante tecnológico luce más como un auto de juguete que como un vehículo utilizable, Mercedes-Benz salió a probar que no hace falta ser una empresa de tecnología para producir un modelo de conducción autónoma ejemplar. Tal como los avances estéticos en los wearables recientes demuestran, el diseño puede privar sobre la funcionalidad, pero si se combinan ambos activos, el producto estará destinado a tener éxito.

Para ello, Mercedes prevé los autos del futuro no sólo como un medio de transporte desde el punto A al punto B, sino como “retiros privados”, o salas de estar. El concepto F 015 permite a los pasajeros relajarse, pero también tomar el control si quieren, todo ello en un espacio de lujo inobjetable. El modelo de Google resultará atractivo para todo fan de la tecnología minimalista, mientras que el F 015 será una opción para casi todos los demás.

“Cualquier persona que se enfoque exclusivamente en la tecnología aún no ha comprendido cómo la conducción autónoma cambiará a nuestra sociedad”, dice el doctor Dieter Zetsche, CEO de la compañía matriz de Mercedes-Benz, Daimler AG. “El coche está creciendo más allá de su papel como un simple medio de transporte y en última instancia se convertirá en espacio habitable móvil.”

El F 015 Luxury in Motion de cuatro plazas cuenta con un frente de baja altura, una línea de techo suave y un enorme parabrisas curvo, dando al auto un aspecto elegante y futurista (la distancia entre ejes de 4 metros es más de medio metro más larga que las del S-Class, lo que le da muchísimo espacio interior adicional). Sus puertas francesas revelan sus interiores de chapa de madera de nogal y asientos de cuero nappa “blanco-hielo”, acentuados con las superficies metálicas y de vidrio que generan un ambiente de un impresionante contraste de calidez y modernidad.

Pero el plato fuerte del interior es el diseño de los asientos: los cuatro pueden mirar hacia delante, de manera habitual, si el conductor quiere el control (cuando no está en uso, el volante es almacenado dentro del tablero frontal), pero en general los dos asientos delanteros se giran hacia los asientos traseros, creando un ambiente más íntimo. Seis pantallas crean un “espacio de vida digital”, dando a los pasajeros la posibilidad de interactuar con el auto a través de gestos o de comandos táctiles.

Este auto autónomo cuenta con pantallas LED en la parrilla frontal y la parte trasera, así como un sistema de proyección láser en la parte frontal, permitiendo que el auto detecte el tráfico y otros obstáculos alrededor de él (las pantallas brillan en blanco cuando el coche está en modo manual y azul cuando en autónomo). También se usan instrucciones de voz para añadir una capa extra de seguridad acústica.

Según Mercedes-Benz, el sistema eléctrico híbrido del auto le permite recorrer poco más de 1,000 kilómetros sólo con su carga eléctrica, con cero emisiones de gases.

La compañía no dijo una sola palabra sobre la fecha probable en la que un auto de esta naturaleza podría ver la luz, pero si los diseños sirven de pista, el futuro de los vehículos autónomos podría no llegar tan rápido como quisiéramos.

09-Mercedes-Benz-F-015-Luxury-in-Motion-660x602 Mercedes-Benz F015 - Luxury in Motion Mercedes-Benz F015 - Luxury in Motion Mercedes-Benz F015 - Luxury in Motion 03-Mercedes-Benz-F-015-Luxury-in-Motion-680x379 Mercedes-Benz F015 - Luxury in Motion

 

Siguientes artículos

Paradigmas tecnológicos: ¿qué nos depara 2015? / I
Por

Sociedad, empresa, gobierno, consumo y educación, los principales ejes que deben marcar la pauta en el cambio tecnológic...