La inversión de la Farmacéutica está enfocada en sus más de 100 centros de investigación, que realizan estudios clínicos para hallar nuevos tratamientos médicos.

 

 

La producción de vacunas y algunos medicamentos clave son las líneas en las que la farmacéutica alemana se enfocará para ganar aún más terreno en el mercado mexicano, que adolece aún por la falta de medicamentos en el sector público.

PUBLICIDAD

Merck Sharp & Dohme Corp (MSD), subsidiaria de la farmacéutica mundial Merck, festejó 80 años en el país, actualmente, la firma invierte 225 millones de pesos (mdp) dirigidos a la investigación clínica.

El mercado nacional  produce medicamentos de patente y genéricos y está valuado en 190,033 millones de pesos (mdp), de acuerdo con los últimos datos publicados por la empresa de investigación IMS Health.

“En México estamos llevando a cabo estudios clínicos sobre nuevos descubrimientos en más 100 centros de investigación, en donde participan más de 2,500 pacientes”, asegura Timothy Daveler, director general de MSD en México.

 

Receta de crecimiento

La historia de MSD en México se remonta a los años treinta, cuando la empresa Merck inició operaciones administrativas y de producción.

Actualmente, el portafolio de MSD está compuesto por cerca de 247 productos, mientras que de las 16 vacunas que contempla el Esquema Nacional de Vacunación, 9 son producidas por la farmacéutica.

MSD cuenta en el país con 4 plantas de producción de medicamentos que, en mayor proporción, son destinados al mercado de la exportación.

“A lo largo de 80 años hemos sufrido varios procesos de constante reingeniería que nos hicieron pasar de una producción casi artesanal de los medicamentos a un proceso robotizado”, asegura entrevista con Forbes México Sergio Ulloa Lugo, director de Asuntos Externos y Comunicación de MSD en México.

Hoy, la empresa no teme en seguir invirtiendo en investigación, sin importar el panorama de bajo crecimiento que empaña a la economía mexicana.

“Tenemos plena confianza en que las circunstancias actuales de la economía en México son coyunturales y tal vez no sean las más favorables en este momento, pero estamos invirtiendo sin ningún prejuicio y seguiremos haciéndolo en el mediano y largo plazo”, dice Sergio Ulloa.

La empresa busca que su centro de producción en el país se convierta en referente nacional e internacional por su capacidad para producir un inventario de medicamentos para todo el mundo en enfermedades degenerativas, así como el cáncer.

Sin embargo, para lograr apuntalar toda sus estrategia global la empresa acude a un proceso de cambio: A inicios de este mes, el diario The Wall Street Journal dio a conocer una reestructuración global de Merck que implica el despido de cerca de 8,500 empleados a nivel mundial, con el objetivo de lograr ahorros por 2,500 mdd anuales para finales de 2015.

“La orientación de nuestra inversión estaba muy abierta,  ya que abarcábamos todo, así que ahora estamos concentrándonos en el campo terapéutico en donde pensamos que tenemos una ventaja”, asegura Ulloa Lugo, quien no precisa el impacto del proceso en México.

 

Los Retos 

El director de asuntos externos de MSD percibe no sólo retos para la empresa en la que trabaja, sino también en el sistema de salud, en los cuales la empresa ve una oportunidad: “Los derechohabientes del Seguro Popular ahorita no tienen ni la mitad de la cobertura que tiene el Instituto Mexicano del Seguro Social y menos del ISSTE o Pemex, eso es un gran reto”.

En este sentido, la farmacéutica mira una oportunidad para que la empresa pueda desarrollar la tecnología de las enfermedades que ahora no son cubiertas por la seguridad social.

Sin embargo, reconoce que las inversiones del gobierno deberán continuar en los próximos años, para no ver truncada la seguridad universal que ha planteado en la Reforma Hacendaria que se discute en el Congreso.

“Es obvio que con lo que se invierte en salud el sueño de la seguridad universal se aleja”, opina Ulloa.

El gobierno mexicano sólo invierte 6.2% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2012, tres puntos porcentuales debajo de los países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), los cuales destinan un porcentaje promedio de 9.5%, según el ‘Índice para una Vida Mejor’.

Por el momento, Sergio Ulloa visualiza una meta clara para MSD en los siguientes años: “Queremos ser la empresa número uno, pero no necesariamente en tamaño, sino en gestión administrativa para consolidarnos como la primera farmacéutica en inversiones dentro del país”.

 

Siguientes artículos

La fibra y el sistema de defensas del cuerpo
Por

¿Cuál es la relación que existe entre el consumo de fibra y el sistema de defensas del organismo? Averígualo aquí....