Durante su discurso, la mandataria realizó una advertencia sobre la prosperidad de Alemania durante los cinco años de crisis financiera de la zona euro y de Europa.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

La canciller alemana, Angela Merkel, lanzó  su campaña para su reelección presentándose a los votantes en una ciudad medieval en el corazón del país como un par de manos seguras que lo dirigirán durante la crisis y asegurarán la prosperidad.

Tras unas vacaciones de tres semanas, Merkel habló a unas 1,000 personas que llenaban la plaza de la ciudad, algunos de ellos ondeando carteles con la palabra “Angie”, pero otros jóvenes de sus rivales socialdemócratas trataron de arruinar el acto con cánticos de “Merkel fuera”.

A cinco semanas de los comicios, los conservadores de Merkel mantienen una ventaja de 15 puntos frente a los socialdemócratas del SPD. Eso virtualmente asegura un tercer mandato el 22 de septiembre, un logro sólo equiparado por dos líderes de la posguerra – Konrad Adenauer y Helmut Kohl.

Pero Merkel lucha para preservar su mayoría de centroderecha con los liberaldemócratas del FDP, afines a las empresas. Si no lo consigue, se verá forzada a unas difíciles negociaciones de coalición con el SPD o, en su defecto, con los ecologistas Verdes.

No conocida como una oradora emocionante, Merkel dio pocas noticias en sus 25 minutos de alocución. Aplaudió la caída del desempleo desde 2005, cuando se convirtió en canciller, y tomó prestada una línea del último libro del ex presidente de Estados Unidos Ronald Reagan al pedir a los votantes que se pregunten: “¿Estás mejor que lo que estabas hace ocho años?”.

Pero Merkel realizó una sutil advertencia sobre la prosperidad de Alemania durante los cinco años de crisis financiera de la zona euro y de Europa, que estaría en riesgo si el SPD o los Verdes toman el poder.

 

Nada nuevo

 

“No ha dicho nada nuevo hoy. Pero fue un discurso sincero. No hay nadie mejor que ella”, dijo Edgar Bihn, un pensionista de 75 años de la cercana localidad de Weiskirchen y seguidor de los cristiano demócratas de la CDU, tras escucharla.

Los críticos, entre ellos su rival del SPD a la cancillería Peer Steinbrueck, acusan a Merkel de carecer de visión y “adormecer al país” con frases vacías. Su discurso incluía: “Queremos ayudar a que los sueños se hagan realidad y no decir lo que tienen que hacer con sus vidas”.

Consultada por lo que piensa sobre Merkel, Jannis Holl, una seguidora de 19 años del SPD que la interrumpió durante el discurso, dijo: “Como madre o abuela es genial. Pero quiero una canciller”

Merkel eligió Seligenstadt, una ciudad que tiene sus orígenes en una fortaleza construida por los romanos en el año 100, porque se asienta en la frontera entre Hesse y Baviera, dos estados gobernados por los conservadores que tendrán elecciones regionales en septiembre.

 

Siguientes artículos

Inglaterra lucha por conservar anillo de Jane Austen
Por

El museo ha conseguido ahora 159,103 de los 235,491 dólares que necesita para que el anillo se quede en el Reino Unido d...