Luego de que funcionarios alemanes descubrieran a dos presuntos espías, la canciller alemana instó a Washington a enfocarse en cosas más importantes, en lugar de espiar a amigos políticos, debido a que esa clase de acciones afectan la confianza.

 

Reuters

BERLIN  – La canciller alemana Angela Merkel dijo que las nuevas acusaciones de espionaje de Estados Unidos mostraban que Berlín y Washington estaban en completo desacuerdo sobre el rol que debe jugar la inteligencia, y que esperaba que las medidas de Alemania persuadan a Estados Unidos a no espiar a sus socios.

Merkel habló con el canal de televisión alemán ZDF dos días después de que su Gobierno le dijo al jefe de la CIA en Berlín que dejara el país, luego de que funcionarios alemanes descubrieran a dos presuntos espías.

Uno de los presuntos espías trabajaba para la inteligencia externa alemana (BND), y el otro en el Ministerio de Defensa.

El secretario de prensa de la Casa Blanca, Josh Earnest, dijo a periodistas que “cuando surgen diferencias, estamos comprometidos a resolverlas mediante los canales privados establecidos (…) no creemos que tratar de resolverlas a través de los medios sea lo apropiado”.

El escándalo ha enfriado las relaciones con Washington a niveles no vistos desde que el predecesor de Merkel se opuso a la invasión de Estados Unidos de Irak en 2003. Se produce además tras las acusaciones del año pasado de que el teléfono de Merkel fue intervenido por agentes estadounidenses.

Cuando se le preguntó sobre el tema, Merkel dijo: “Para mí es una señal de que tenemos concepciones fundamentalmente distintas del trabajo de los servicios de inteligencia”.

“Puedo adelantar que si (las medidas que tomemos) tienen un efecto, por supuesto que espero que algo cambie. Pero lo importante es mostrar cómo vemos las cosas (…) y tales cosas no tienen lugar en una sociedad de cooperación”, agregó.

Merkel dijo que había muchas más cosas críticas a las cuales espiar, y que fisgonear a los amigos afectaba la confianza.

“Ya no estamos en la Guerra Fría y estamos expuestos a amenazas distintas. Deberíamos concentrarnos en lo que es esencial”.

La canciller agregó, no obstante, que los agentes de la inteligencia alemana seguían trabajando bien con los estadounidenses y que ella esperaba que eso se mantuviera.

Merkel descartó además cualquier otra alteración en las negociaciones entre la Unión Europea y Estados Unidos sobre un tratado de libre comercio por la disputa.

 

 

Siguientes artículos

Google niega acusaciones por monopolio de Android en EU
Por

En mayo dos usuarios presentaron una demanda colectiva contra el gigante, argumentando que la forma en que la empresa of...