La participación de mexicanos en las operaciones del Cern se hizo posible desde el año 1998, cuando directivos del  organismo de investigación firmaron un convenio con el ConacyT.

 

 

Más de 70 científicos mexicanos  participaron en las investigaciones que contribuyeron a  demostrar  la existencia del Bosón de Higgs, conocida como ‘la partícula de dios’, cuya  teoría llevó a sus creadores, Francois Englert y Peter Higgs, a ganar el Premio Nobel de Física 2013.

PUBLICIDAD

Los investigadores mexicanos apoyados por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), desarrollan en el Centro Europeo de Investigación Nuclear (Cern) diversos proyectos para recrear las condiciones del Big Bang u origen del universo y para estudiar la existencia del bosón de Higgs.

El  Centro de Estudios Avanzados (Cinestav), la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y la Universidad Autónoma de Sinaloa son algunas de las instituciones mexicanas que colaboraron en la investigación, informó el Conacyt en un comunicado.

La participación de mexicanos en las operaciones del Cern se hizo posible desde el año 1998, cuando directivos del  organismo de investigación firmaron un convenio con el Conacyt, para asegurar la presencia de un grupo de trabajo integrado por especialistas de diversas universidades del país.

Aunque el  Nobel de Física no se otorgó al Cern,  el comité organizador del premio reconoció la labor de la ciencia instrumental realizada en este centro como uno de los elementos fundamentales para otorgar el galardón a Englert y Higgs.

Asimismo, el Director General del Cern, Rolf Heuer, apuntó que “el descubrimiento del bosón de Higgs en el Cern el año pasado, que valida el mecanismo de Brout-Englert-Higgs, supone la culminación de décadas de esfuerzo intelectual de mucha gente en todo el mundo”.

La entrega de este premio Nobel al sector de física de partículas es, para los investigadores del Cern, un galardón que deben celebrar los muchos científicos que han participado en el desarrollo de estas investigaciones.

“Es un orgullo para nuestro país que entre los que colaboran hay muchos talentosos compatriotas. Celebremos con ellos”, comentó Julia Tangueña, directora adjunta de desarrollo Científico del Conacyt.

 

Siguientes artículos

VivaAerobus evalúa ‘despegue’ de oferta pública
Por

La emisión  vendría tras la oferta pública inicial de la aerolínea  mexicana Volaris, que ganó casi un 16% en su primer...