95% de la población no cuenta con una protección de gastos médicos mayores, lo que se traduce en desembolsos cuantiosos en caso de desarrollar una enfermedad o sufrir un accidente.

 

 

Cada familia en México desembolsa el equivalente a un mes de ingresos al año en gastos asociados al cuidado de la salud, desde consultas por malestares comunes, hasta atención de contingencias catastróficas como fracturas o cirugías de emergencia.

PUBLICIDAD

En algunos casos, situaciones como complicaciones por apendicitis pueden traducirse en facturas hospitalarias de varios cientos de miles de pesos, indica Héctor Rode, vicepresidente de vida y salud de Axa.

Detalló que el 95% de la población no cuenta con un seguro de gastos médicos privado pues lo considera un lujo, es por ello que el gasto de las familias en servicios privados de salud resulta equivalente a un mes del ingreso total familiar al año.

“Esto no considera los eventos catastróficos como un accidente o fractura o el desarrollo de alguna enfermedad crónica como cáncer o insuficiencia renal, este tipo de padecimientos puede implicar desembolsos por más de dos millones de pesos”, afirma el ejecutivo.

Datos de la aseguradora Seguros Monterrey arrojan que en México, los desembolsos por atención médica son equivalentes a casi 500,000 millones de pesos y de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) sólo 5.7% del total de gastos son cubiertos por aseguradoras.

Axa detalla que el 56% de los padecimientos cubiertos corresponden a la categoría de eventos no catastróficos, que pueden ser consultas por algún malestar o accidentes leves, en este caso la suma a cubrir no rebasa los 30,000 pesos.

Sin embargo, existen otras categorías de siniestros amparados, por una parte están los eventos catastróficos, que son aquellos donde se requiere cirugía o terapia intensiva, estos representan 26% de los casos cubiertos e implican un gasto de alrededor de 1.18 millones de pesos.

La categoría de siniestros que más ha aumentado es la correspondiente a enfermedades crónicas. Las cifras de Axa arrojan que el tratamiento de enfermedades como diabetes e hipertensión supera los 300,000 pesos, mientras que los padecimientos catastróficos crónicos como el cáncer, leucemia o insuficiencia renal, implica un desembolso de alrededor de 2.3 millones de pesos.

“Antes había dos alternativas: enfermar y sanar o enfermar y morir. Cada día son más las personas que desarrollan padecimientos como cáncer o leucemia, para ellos ya hay alternativas de tratamiento que permiten alcanzar un buen nivel de vida y superar la enfermedad, pero eso implica costos y para una familia puede representar serias dificultades financieras si no se cuenta con un seguro”, advierte.

En México, la penetración de seguros de cobertura médica entre las familias de ingresos entre 15,000 y 30,000 pesos es menor al 17%, por ello, Axa lanzó una cobertura flexible que permite iniciar con una póliza básica e ir agregando servicios en módulos con costo adicional.

De acuerdo con la aseguradora, las familias consideran que el pago de un seguro privado de gastos médicos es un lujo, por lo que su producto Flex Plus ofrece coberturas básicas desde 3,600 pesos al año (tomando en cuenta que el perfil fuera un hombre sano de alrededor de 30 años).

Ante el potencial para estos productos, Héctor Rode compartió algunos consejos sobre qué buscar en una cobertura médica.

1. Asegúrate que la cobertura corresponda a tu perfil, es decir, que ampare siniestros en el extranjero si eres viajero o que cubra imprevistos.

2.Evita quedarte con dudas sobre los padecimientos amparados.

3.Compara opciones entre las distintas compañías.

5.Lee bien las cláusulas de tu contrato.

 

Algunos datos sobre el panorama de salud en México

Fuente: Axa

 

 

 

 

 

Siguientes artículos

Icahn busca acelerar demanda contra Dell
Por

“El tiburón financiero” posee el 8.9% de las acciones del fabricante de computadoras, lo que convierte en el segundo acc...