Durante el primer semestre del año se vendieron 13,671 autos menos que en el mismo periodo de 2019 y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) prevé que las ventas mantengan una trayectoria negativa en lo que resta del año, incluso prevén que la caída en adquisición de vehículos nuevos alcance 7% para el cierre de 2019.

Los motivos para este descenso son principalmente la incertidumbre sobre las condiciones económicas del país, el bajo crecimiento en financiamiento, la falta de estímulos fiscales y la introducción de más autos “chocolate” a través de la frontera norte, pues hoy los autos usados importados ya representan 12% del mercado.

“Se confirma la situación como una crisis del mercado interno”, advirtió Eduardo Solis, presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de la. Industria Automotriz (AMIA) en conferencia de prensa.

En materia de producción se reportó una caída mensual de 4.4% en junio. En materia de éstas la variación mensual fue de 11%.

Guillermo Rosales, director general de la AMDA explicó que la caída en ventas puede ser aún más pronunciada si se mantiene al alza la importación de autos usados y la regulación de aquellos que ingresan de manera ilegal.

“Tenemos un mercado automotor en crisis, existe una vulneración a la legalidad, estamos expuestos a una saturación y distorsión del mercado secundario”, señaló.

Te recomendamos: 

En picada, venta de autos en México

 

Siguientes artículos

Guía para obtener y usar tu primera tarjeta de crédito, sin endeudarse en el intento
Por

Los plásticos bancarios son un arma de doble filo. Pueden ser tus mejores aliados, pero si no los manejas con precaución...