Mexichem concentrará sus inversiones en la construcción del cracker de etileno que tiene en Texas, al cual destinará recursos por 400 mdd de un total de 600 que invertirá en 2015.

 

Mexichem, conglomerado de química y petroquímica global, descartó la adquisición de nuevas compañías durante 2015, ya que mira con cautela el mercado frente a los efectos cambiarios y los precios del barril del petróleo.

“Es un año desafiante para (la operación) de Mexichem”, aseguró en conferencia telefónica Antonio Carrillo Rule, director general de la compañía, quien el año pasado comentó que el mercado estadounidense podría ofrecer oportunidades para adquirir pequeñas empresas en la integración de la cadena de Flúor.

PUBLICIDAD

Este año, la empresa mexicana prevé invertir 600 millones de dólares (mdd) en su infraestructura operativa, monto del cual 400 mdd  serán destinados a la construcción del cracker de etileno iniciará operaciones en 2017, el cual realiza en alianza con Oxychem, mientras que el resto de la inversión será destinada al complejo petroquímico de Pajaritos y otros desarrollos.

Esta inversión representa en términos absolutos un incremento de 50%, en comparación con lo invertido el año pasado, pero una disminución 4% en otros negocios  distintos al que mantiene en Texas.

Ayer, la compañía reportó una pérdida de 37.1 mdd en 2014, comparado con una pérdida de 8.9 mdd en el cuarto trimestre de 2013.

Los ingresos de Mexichem en el trimestre llegaron a 1,370 mdd, 7% más que en el mismo periodo del año previo.

 

El caso Venezuela

Antonio Carrillo también descartó que Mexichem vaya a salir de Venezuela frente a las complejidades económicas que representa ese mercado sudamericano.

“Venezuela es un negocio que no es muy grande, pero se mantiene operando sin generar pérdidas… Así que nos mantendremos esperando a que el negocio mejore en el largo plazo”, dijo el directivo.

Asimismo, el director general del conglomerado explicó que la compañía reducirá su apuesta en la generación de energía eléctrica frente a la reducción de 20% en las tarifas en México.

En 2014, Carrillo Rule anunció la asociación con Enesa Energía e Invenergy Clean Power LLC, para dar vida al consorcio de cogeneración llamado Cactus, en el cual también participa una filial de Petróleos Mexicanos (Pemex).

 

Siguientes artículos

Analistas ven poco impacto de compra de bonos del BCE
Por

Sólo 43 de 83 economistas consultados esta semana dijeron que el programa de alivio cuantitativo del BCE tendrá éxito pa...